Un testigo presencial desvinculó a Arrua y dijo que Olima fue apuñalado por González

La duda que sembraron los policías que declararon en la primera jornada de juicio por el homicidio de Paulo Olima, ocurrido en el barrio Laprida, se acrecentó ayer con la declaración de un testigo presencial que debió ser compulsado para que asista al debate. Dijo que la víctima y el acusado Arrua pelearon, pero cuando este último estaba siendo arrastrado de una pierna apareció González y lo apuñaló.

El último testigo de la Fiscalía declaró ayer en el juicio que se sigue contra Ezequiel Arrua, quien fue acusado como autor del homicidio de Paulo Olima, ocurrido el 12 de diciembre del año pasado durante una pelea en la plaza de la Virgen del barrio Laprida. El tribunal de juicio está presidido por la jueza penal, Raquel Tassello y se completa con los jueces Mariel Suárez y Jorge Odorisio. La Fiscalía está representada por el fiscal Adrián Cabral, mientras que el acusado está asistido por el defensor particular, Guillermo Iglesias.Hay que recordar que el control de detención se llevó a cabo el 12 de diciembre del año pasado y fue presidido por el juez Mariano Nicosia, quien subrogó al juez natural. En esa ocasión la Fiscalía fue representada por Codina y junto al detenido Ezequiel Arrua estuvo sentado Carlos González, para quien la fiscal pidió que se formalice la apertura de investigación por el delito de resistencia a la autoridad, mientras que para Arrua pidió la apertura por homicidio simple y abuso de arma.En esa etapa inicial del proceso el juez entendió que la detención de González fue ilegal y no autorizó la apertura de investigación, ordenándose su inmediata libertad. En cambio Arrua fue imputado por homicidio y quedó detenido con prisión preventiva.El primer día del juicio los principales testigos policiales se contradijeron y sembraron la duda sobre la participación que tuvo Carlos González, uno dijo que se entregó por sus propios medios en la comisaría y otro afirmó que lo detuvo tras una persecución que concluyó en la casa de este, lugar en el que se presentó un amigo de la víctima y lo señaló a González como el autor de la puñalada.De todas maneras, a lo largo del debate se conoció que en el cuchillo utilizado para darle muerte a Olima se encontró ADN de la víctima, mientras que en la vaina del arma blanca se encontró ADN del acusado Arrua, no así en el cuchillo.Ayer, en tanto, pudo declarar un testigo que no se había presentado al juicio y que debió ser detenido por la policía para trasladarlo a los estrados judiciales y dijera allí lo que sabe.El testigo reconoció que era amigo de Olima y que conoce a Arrua porque trabajó con él. También dijo conocer del barrio a Carlos “Charly” González.Ayer, al referirse al crimen, contó que esa tarde del 11 de diciembre estaba en la plaza de la Virgen con Paulo Olima, el hermano de este y otro joven cuando aparecieron Arrua, González, otro sujeto que identificó con un apodo y una chica. “Llegaron con piedras y comenzaron a tirar. Paulo lo invitó a pelear a Ezequiel y pelearon, pero Paulo le pegó un piña y Ezequiel cayó al piso. Ahí lo agarró de la pierna y comenzó a arrastrarlo para llevarlo hasta la Virgen, pero apareció corriendo Charly y le pegó un puntazo. Después con el otro lo ayudaron a levantar a Ezequiel y se fueron”, relató.El joven confirmó que llegaron mujeres policías en una camioneta particular y la víctima se levantó la remera mostrándole la herida y les dijo: “miren lo que me hicieron” y se cayó. “Las policías se subieron a la camioneta y se fueron a las chapas; hubo gritos, salió un vecino y lo cargaron a Olima en un Escort gris y se lo llevaron”, agregó.El debate continuará hoy con los testigos de la defensa, tras lo cual se avanzará con los alegatos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico