Un video muestra cómo el policía Luis Chocobar le disparó al ladrón que resultó muerto

Las imágenes captadas por una cámara de seguridad de un edificio cercano muestran el accionar del efectivo policial, luego de un violento asalto en el barrio porteño de La Boca. Luis Chocobar está más comprometido en la causa ya que el video contradice su versión de los hechos.

Cuando el turista estadounidense Joseph Wolek, de 60 años, se resistió al robo de su cámara de fotos en el barrio de La Boca por parte de dos jóvenes de 17 y 18 años, uno de ellos lo acuchilló y lo dejó malherido.

En la situación intervino el policía Luis Chocobar, que según declaró ante la Justicia, vio cómo los jóvenes forcejeaban con el turista y por eso persiguió y le disparó a uno de ellos, Kukoc, de 18 años, ante la negativa del joven a detener su paso.

El hombre terminó muerto y, el juez Enrique Velázquez, que entiende en el caso, decidió procesar y embargar a Chocobar, motivo por el cual fue recibido por el presidente Mauricio Macri en la Casa Rosada. Pero ahora, un video que trascendió en las últimas horas, muestra que las apreciaciones del policía sobre lo sucedido no se corresponden con lo sucedido de manera exacta.

Chocobar dijo que cuando perseguía a Kukoc le dio la voz de alto y que como este no la acataba primero le efectuó un disparo en una pierna y luego en la espalda; que eso sucedió cuando el joven estaba parado y que giró solo el tronco. Sin embargo, el video muestra que Kukoc corría de espalda cuando fue alcanzado por el disparo de Chocobar.

Esa prueba fue uno de los motivos por los cuales el juez Enrique Velázquez procesó y embargó al policía, dado que consideró que este actuó "alejado de una actitud profesional" cuando mató al ladrón.

"De las imágenes captadas por el domo instalado en la esquina de Irala y Suárez, se observa que al momento de recibir los disparos, Kukoc corría por esa última arteria, sin darse vuelta en ningún momento, y se encontraba a varios metros de distancia del oficial Chocobar", dijo el magistrado en el auto de procesamiento. Y agregó: "disparar sosteniendo el armamento con una sola de sus manos, disminuye de manera considerable la efectividad y puntería de los disparos efectuados".

Además, el juez consideró poco creíble el argumento del policía de querer proteger su integridad física utilizando una de sus manos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico