Una legión de controladores se instaló en el límite interprovincial

Al estar ya suspendidos los vuelos especiales y viajes en colectivos programados para el retorno de contingentes de santacruceños que habían quedado varados en otras zonas del país, quedó desechadas la posibilidad que el virus de la pandemia ingrese por esos medios.

Por ello, ahora el gobierno santacruceño instaló una fuerte barrera de contención en un paso estratégico terrestre, cual es el límite interprovincial con Chubut, sin descuidar la del paso internacional Monte Aymond.

De esta manera la Comisaría Ramón Santos se convirtió desde ayer en un epicentro de contralor con la presencia de policías regulares y de la División de Infantería, a los que suman personal de la Dirección de Protección Civil, Dirección Provincial de Trasporte, Dirección de Seguridad Vial e incluso del Sindicato Petrolero Santa Cruz con equipamiento especial de bioseguridad.

El operativo de singular logística no tiene precedentes y fue supervisado este mediodía por un grupo de funcionarios provinciales y del municipio de Caleta Olivia, entre los que se encontraba el jefe de Gabinete de Ministros, Leonardo Álvarez; el secretario de Seguridad, Lisandro de la Torre y presidente del Consejo Deliberante, Miguel Troncoso, además otros integrantes de los Comité de Emergencia, tanto provincial como municipal.

La labor de contralor es sumamente estricta y responde a un nuevo Decreto firmado por la gobernadora Alicia Kirchner, a raíz de que en Comodoro Rivadavia -ciudad de cercanía- se declaró la circulación comunitaria del COVID 19 y en Río Gallegos se detectaron otros cuatro casos positivos del virus en operarios de una empresa de telefonía que llegaron desde Buenos Aires por la Ruta 3 a bordo de un automóvil particular.

Las nuevas medidas de contención son estrictas ya que solo se permite el paso de vehículos que transportan alimentos y otras cargas y de trabajadores de actividades esenciales, siempre y cuando posean un bagaje de permisos nacionales, provinciales y otros que les extienden sus empresas.

En tanto, los particulares que deseen ingresar a Santa Cruz, deben justificar fehacientemente los motivos si se quedan en esta provincia y en la mayoría de los casos están obligados a cumplir con un aislamiento obligatorio de catorce días.

Por otra parte, la circulación a partir de esta semana solo está permitida en la franja horaria que va desde las 19:00 a las 20.00

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico