Una ONG impide el aborto a una nena de 12 años que fue abusada 

La nena y su madre habían brindado el consentimiento por escrito para que se realizara la intervención legal del embarazo, producto de un abuso intrafamiliar. Una ONG que se hace llamar "provida" interfirió en la decisión y las alejó del sistema de salud pública.

Autoridades judiciales de Santa Fe están trabajando para garantizar el derecho al aborto de una niña de 12 años que había sido abusada por su padre y cuya decisión de interrumpir el embarazo fue obstaculizada por una ONG antiderechos. La nena, que había expresado junto a su madre su voluntad de someterse a la práctica, no se presentó en el hospital en el día pautado. La titular de la secretaría de Niñez, Patricia Chialvo, detalló a El Destape que, por intervención de una jueza de familia, hoy una fuerza pública rescató a la niña de un hogar religioso ubicado en la capital provincial y la trasladó a un efector de salud para definir cómo continúa el procedimiento.

"La Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia impulsó una medida de protección excepcional transitoria para resguardar a la niña, garantizar sus derechos y escuchar su voz como sujeto de derechos al igual que todas las niñas, niños y adolescentes", detalló Chialvo. Ahora, las autoridades de la Secretaría de Niñez, de los ministerios de Salud y de Igualdad, Género y Diversidad de la provincia analizan la situación y posibles acciones en torno al caso.

La Justicia inició la investigación para dar con el paradero de la mujer y la niña, luego de que ambas no se presentaran a realizar el procedimiento tras ser contactadas durante el fin de semana por integrantes de una asociación civil denominada Grávida, que intentaron convencerlas para que no abortara. Las autoridades sospecharon desde el primer momento que tanto la niña como su progenitora estaban en un sanatorio privado de la capital de la provincia bajo la tutela de esa asociación que lucha contra la aplicación de la IVE. Finalmente, la información de que se encontraba en un hogar religioso fue confirmada también por voceros de la Secretaría de Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia de Santa Fe, que interviene en el caso.

Fuentes consultadas confirmaron que la madre llegó a firmar el consentimiento, requisito necesario para concretar el procedimiento que establece la ley 27.610, sancionada en diciembre de 2020, que garantiza la interrupción del embarazo en el sistema de salud como derecho si una persona con capacidad de gestar así lo elige. Además, se trata de una Interrupción Legal del Embarazo (ILE) y no una IVE, en tanto el embarazo fue producto de una violación.

En ese sentido, la Secretaría de la Niñez aclaró que la niña permanecía junto a su madre "bajo el sistema de monitoreo y acompañamiento del Estado" y que estaba todo previsto para que accediera a la interrupción legal del embarazo en un efector público de la ciudad capital. Sin embargo, según relataron, "los tiempos previstos para darle continuidad a lo acordado se vieron obstaculizados por la intervención de una organización civil que antepuso su objeción de conciencia frente a un derecho ya adquirido y sacó a la niña y a su madre fuera de la esfera del Estado".

La niña, oriunda de la localidad de Garibaldi, situada a 122 kilómetros de la ciudad de Santa Fe, en el departamento Castellanos, fue llevada en diciembre por su madre a un control médico en el cual se reveló que estaba embarazada. Luego, le contó a su madre que su papá había cometido reiterados abusos, por lo que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) ordenó su captura, que se concretó en las últimas horas en la ciudad santafecina de Recreo.

El hombre, de 42 años e identificado con las iniciales G.M.A., será imputado por el delito de abuso sexual agravado por Alejandra Del Río Ayala, de la Unidad Especial de Género, Familiar y Sexual (Gefas), en una audiencia en principio fijada para mañana.

Por ello, la niña expresó su voluntad de ser sometida a la interrupción del embarazo y su madre la apoyó en la decisión, por lo que se resolvió que la intervención se realizara en el hospital Iturraspe de la ciudad de Santa Fe en la jornada del lunes, pero no se presentaron.

QUE ES GRAVIDA

Es una asociación provida católica argentina que asegura "ayudar" a madres embarazadas con intención de abortar para ofrecerle una alternativa diferente.

"Los voluntarios de Grávida salen al encuentro de las mujeres en situación de vulnerabilidad: aquellas que son sorprendidas por un embarazo inesperado en un momento de dificultad, aquellas que viven su embarazo en situación de riesgo o soledad, para sostenerlas en el cuidado integral de su vida y de la vida de sus bebés nacidos y por nacer", detallan en su página web.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico