UPCN de San Juan se consagró nuevo campeón de la Liga Argentina de Vóley

UPCN de San Juan le ganó ayer a Bolívar, defensor del título, por 3 a 0 (25-19, 25-19 y 25-14) en el Polideportivo Luján de la capital sanjuanina y se convirtió en el nuevo campeón de la Liga Argentina de Clubes de Voleibol 2017/18.

UPCN definió en cuatro partidos la serie final, al mejor de cinco (3-1), y llegó de esta manera al séptimo título de su historia, con lo que igualó a Bolívar como máximo ganador de la competencia.

En la sexta final entre ambos equipos, la cuarta de manera consecutiva, el “Gremio” se impuso con una actuación destacada del polaco Bartman (Jugador Más Valioso de las finales) para igualar a Bolívar como máximo ganador de la Liga, con siete títulos.

En el Polideportivo Luján, el estadio alternativo que utilizó el conjunto sanjuanino ya que el Aldo Cantoni estuvo ocupado con la Copa Davis de tenis entre Argentina y Chile, UPCN dominó a Bolívar (el número uno de la fase regular y que lo había vencido en la final de la edición 2016/17) durante todo el encuentro.

El equipo dirigido por Fabián Armoa, que ayer se convirtió en el técnico con más ligas argentinas ganadas (siete), complicó con el saque desde el set inicial, Bolívar acumuló más errores no forzados en ataque y servicio y el local sacó rápidas ventajas.

El armador Maximiliano Cavanna trabajó más cómodo que Demián González (que por primera vez en la temporada de Liga salió de titular porque hace ocho meses se rompió el tendón de Aquiles) durante todo el encuentro.

Además, la defensa del “Gremio” fue clave, el trabajo en la red de Martín Ramos y los contraataques del polaco Bartman (terminó como máximo anotador de este partido con 17 puntos) hicieron la gran diferencia, aunque todo el equipo sanjunanino estuvo afilado.

UPCN se repuso a la salida del búlgaro Nikolay Uchikov a principios de la temporada (Bartman estuvo a la altura como su reemplazante en el lugar de opuesto) y al despido de su capitán Javier Filardi por parte de la dirigencia, a poco de jugar los playoffs. Bolívar también tuvo inconvenientes en esta temporada, sobre todo con los armadores y las lesiones (el reemplazante de González, el belga Frank Depestele, quedó descartado antes de las semifinales por una lesión de rodilla; y Germán Galdón también tuvo dos lesiones en la temporada). Y lo pagó más caro.

“Tuvimos algunos problemas que nunca habíamos tenido pero los pudimos superar, siempre jugamos las finales y logramos salir campeones. Esto es para toda la gente que nos apoyó y para mi familia”, manifestó el técnico Armoa.

El líbero cordobés Sebastián Garrocq, que estuvo en todos los títulos de UPCN (siete) e igualó a Demián González como máximo ganador como jugador, declaró que “nos pasó de todo, hubo cambio de jugadores, lesiones... Pero rescato que este equipo salió adelante y se repuso a todo, y por eso es el campeón”.

El punta Nicolás Lazo, que tuvo una lesión ocular que lo marginó de casi todo el playoff, resaltó que “jugamos increíble en los últimos dos partidos de la serie contra Bolívar. Tenía miedo de perderme estas finales por el problema que tuve y ahora no puedo creer estar viviendo esto”.

Martín Ramos, capitán tras la salida de Filardi, contó que “estoy muy contento. El año pasado nos dolió mucho no poder ganar y es una gran alegría volver a ser campeón. Cuando te pasan tantas cosas uno duda, pero lo bueno es que nos juntamos y tiramos todos para adelante. Hubo dificultades pero demostramos que siempre se puede”.

El último ataque de Bartman, que se vistió de héroe para hacerle honor a su apellido, desató el festejo de UPCN, que dio la vuelta olímpica ante su gente y frente a su clásico rival y coronó su séptimo título nacional en 11 años, desde su fundación en 2007.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico