Violó durante 16 años a su hija y la habría embarazado cuatro veces

Un verdadero chacal fue acusado por el Ministerio Público Fiscal en Chos Malal, Neuquén. El hombre abusó sexualmente de su hija desde los 14 hasta los 30 años y sospechan que cuatro de los cinco hijos que tiene la víctima son suyos. Tras la audiencia el agresor quedó detenido con cuatro meses con prisión preventiva.

El 30 de noviembre la joven ingresó a la sede judicial de Chos Malal, en Neuquén, y le relató al equipo fiscal, a cargo del asistente letrado Pablo Milanese, una aberrante historia. “Debimos hacer muchas entrevistas ya que desde el primer momento se dispuso la contención de la mujer y su protección con un agente policial”, detalló Milanese.

Acción Social del municipio y posteriormente Desarrollo Social de la provincia ayudaron para contener a la mujer, que dependía económicamente de su padre.

La mujer, que hoy tiene 34 años, contó en las entrevistas la pesadilla que vivió desde los 14 hasta los 30 años. Explicaron que el develamiento se produjo a raíz de otro episodio que activó en ella la fortaleza para denunciar a su padre biológico, que hoy tiene 65 años. Los especialistas detectaron que sufría violencia crónica por eso le costó superar sus temores a denunciar.

El miércoles, Pablo Milanese y Natalia Rivas formularon cargos al agresor, que fue acusado de abuso sexual con acceso carnal agravado por el vínculo.

Para la fiscalía hay una primera etapa en los abusos que van de 1998 a 2002 y otra que se extiende de 2002 hasta 2014 cuando ya era mayor de edad.

Los abusos y violaciones que se extendieron a lo largo de 16 años ocurrieron en la casa familiar y en el lugar de trabajo del padre.

Además, se solicitó la prisión preventiva por el riesgo de entorpecimiento de la investigación y el peligro latente que tienen la víctima y su familia, cosa que sí avaló el juez y dispuso cuatro meses de detención para el hombre. Entre las medidas que quedan pendientes hay entrevistas a testigos, una pericia psiquiátrica al acusado que se realizaría el 19 de diciembre y luego hay que establecer la fecha para la pericia psicológica.

A esto se suma que se extrajo sangre de la víctima, de su padre y de cuatro de sus cinco hijos que por las edades sospechan que podrían ser hijos del acusado.

No bien la joven denunció, la fiscalía activó la protección y contención de la víctima. El acusado quedó detenido con preventiva.

Según publicó LMC, La fiscalía ordenó la extracción de sangre de la víctima, del agresor y de cuatro de los cinco hijos de la joven. La pena, si resulta culpable, supera los 8 años de prisión efectiva.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico