Abusos en el jardín 406: Papás forcejearon con la policía y destrozaron el auto de la directora

Enfurecidos padres del Jardín 406 se enojaron por no ser atendidos en su reclamo sobre el presunto abuso sexual a sus hijos de parte de un profesor de música. Por esa razón, provocaron destrozos en el auto de la directora del establecimiento.

“Es profesor de música” acusó una de las madres a través de la 100.1 quien agregó que “todo comenzó como un juego. Mi hija vio a través de la tele, “El pájaro loco”, que decía es malo, me baja los pantalones y la bombacha. Yo estoy shokeadisíma” confesó.

Hoy, un grupo de padres llegaron reclamando a las instalaciones del establecimiento, por presunto abuso sexual de un docente hacia los niños.

“Llego un momento en que mi nena no pudo más. Ella va a sala de 3, a la mañana. Ese profesor está a la mañana, dando en salas de 3, 4 y 5 y a la tarde. O sea, esta todo el día en el jardín y nuestros hijos están expuestos” manifestó la mamá de una de las niñas.

“Nadie los supervisaba” indicó sobre el profesor. “Son 180 alumnos. Mi hija dijo que el profesor le bajaba la bombacha, le tocaba la cola, todo el cuerpo, le tiene terror al baño”.

“Somos 14 familias que coincidimos en el mismo testimonio. No quieren entrar al baño, los nenes no se querían quedar en el jardín” describió la madre quien radicó la denuncia en la comisaría de la Mujer a hacer la denuncia.

“A LOS PADRES QUE NOS ACERCAMOS A AVERIGUAR QUE PASO LA DIRECTORA NOS ECHÓ”

Así lo indicó otro de los padres que se convocaron esta mañana en el jardín 406. “La verdad es que es inédito esto, chicos diciendo que se juntaron en el aula y las profesoras llamando a los padres y diciendo que los nenes de está aula no quieren jugar con otros, relacionarse y nunca se dieron cuenta”.

Embed
https://www.facebook.com/elpatagonico/videos/677798407062991

“Queremos saber que pasó, queremos respuestas. Que alguien de la cara por la institución. Acá no trabajaba solo este tipo, y nadie sale a decir nada” sostuvo el familiar.

auto2_16x9.png

Sobre el mediodía se registraron incidentes, los padres que esperaban desde las 8 de la mañana explicaciones por parte de los directivos del establecimiento perdieron la paciencia y destrozaron el auto de la directora. “Estuvo escondida detrás de la policía, dijo dos pavadas y se metió. Ponen cada vez más policías, y parecen que los malos somos nosotros. Cada vez escuchamos cosas más indignantes de lo que pasó. Todos los papás la estamos pasando mal”, reclamó uno de los padres.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico