Adolfo Rodríguez Saá apoya la reelección de Macri

La incorporación de Adolfo incorpora a Juntos por el Cambio a un senador con mandato hasta 2023, que preside una banca unipersonal y que hace un mes quedó tercero en las elecciones a gobernador de su provincia , donde sumó 63 mil votos.

El puntano Adolfo Rodríguez Saá se transformó en la nueva figura del peronismo que el presidente Mauricio Macri y su precandidato a vicepresidente Miguel Ángel Pichetto podrán mostrar en su intento de ampliar la base de Cambiemos. Tras una reunión realizada esta mañana en la Casa Rosada y una foto difundida por Pichetto en sus redes sociales, el expresidente del bloque Justicialista en el Senado logró anotar el primer peronista de renombre a las filas macristas.

“Muchos dirigentes peronistas van a acompañar esta propuesta", había sido la promesa de Pichetto en la inmediata conferencia de prensa que dio en la Cámara alta para confirmar la inesperada noticia de que saltaría a las filas de la oposición . La incorporación de Adolfo trae a Juntos por el Cambio a un senador con mandato hasta 2023, que preside una banca unipersonal y que hace un mes quedó tercero en las elecciones a gobernador de su provincia , donde perdió tras romper con su hermano Alberto.

Adolfo obtuvo 63 mil votos en la elección provincial (22 por ciento) que el macrismo intentará sumar en la carrera presidencial junto con los de el también senador y candidato a gobernador derrotado Claudio Poggi, quien obtuvo el 34,5 por ciento de los votos, que representan casi 100 mil.

El paradójico salto al oficialismo del titular del unibloque Unidad Justicialista marca el quiebre definitivo con su hermano Alberto, quien lo derrotó en las urnas puntanas con un 42 por ciento de los votos. Además, Alberto se pronunció la misma noche de la victoria a favor de la fórmula Fernández-Fernández.

La derrota de Adolfo en la tierra que lo catapultó a la política nacional, incluido su breve mandato presidencial de 5 días, en el que declaró un default que Macri se comprometió a no repetir, tuvo además otra dura derrota simbólica. Tuvo que postularse expulsado del Partido Justicialista provincial y tomarse licencia para encarar una campaña sin la estructura partidaria.

"Decepcionado, triste y cansado", se describió Adolfo la noche de la derrota un mes antes de saltar al macrismo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico