Advíncula reveló detalles de la pelea a las piñas de Zambrano y Benedetto

El defensor peruano contó cómo fue la pelea que tuvieron Darío Benedetto y Carlos Zambrano.

El 14 de agosto del 2022, Boca y Racing disputaron un partido que quedó marcado por los rumores de pelea entre Carlos Zambrano y Darío Benedetto. Todo lo que hasta el momento era especulación quedó confirmado por Luis Advíncula, ya que el defensor confirmó que hubo golpes de puño en ese vestuario.

Si bien el partido fue un 0 a 0 intrascendente, el hecho de que Zambrano y Darío Benedetto hayan salido golpeados al segundo tiempo es lo que expuso que algo había ocurrido en el túnel rumbo al vestuario. Si bien, hasta el momento nadie en Boca lo había confirmado, Luis Advíncula se animó a contar qué pasó.

Para comenzar a relatar la historia, el defensor peruano contó la importancia que tuvo su compatriota en su llegada al Xeneize: "Fue el que me recibió cuando llegué. Fue el que me acopló al grupo. A Carlos lo conozco de toda la vida. A mí me sirvió de mucho tenerlo ahí en Boca para adaptarme mucho mejor".

Fue así como poco a poco se metieron en tema, en diálogo con Enfocados, y le consultaron al peruano por lo que sucedió en aquel Boca vs Racing en el Cilindro. Por lo que Luis Advíncula se animó a confesar: “Yo estaba. Perdió. Se lo regalaron, de gratis, pero le tocó perder”.

Tras dar a entender que su compatriota fue golpeado, contó más detalles de lo ocurrido: “Lo que pasa es que Benedetto iba adelante y él iba atrás, Benedetto gira y Carlos no se iba a esperar que le pegue un guantazo. Él reacciona, pero lo agarran. Tu sabes que ahí ya todos se meten. Y ahí, cuando las aguas se enfrían, ya está”.

"Yo creo que igual también, Carlos es un tipo que sabe que se le salta la cadena, pero de vez en cuando también piensa. Iba a ser un problema más que él después lo busque para pelearse. En Boca se enteran todo. Yo creo que, al final, él actuó bien", marcó sobre cómo, pese al deseo de venganza, se contuvo por el bien general.

Por su parte, Advíncula confesó que él quería que su amigo tenga revancha en el pleito. “Igual yo metí mi candelita ¿Te vas a quedar así?, le dije. Lo agarro, me dijo. Lo agarro, lo agarro. Qué lo va a agarrar, a nadie agarró”, bromeó.

Esta versión avala la que contó hace unos meses Zambrano sobre la pelea con Darío Benedetto en Boca: “Fue la primera vez que perdí. Si me pegás, yo voy para adelante. No tengo problema. Pero fue a traición. Se equivocó, lo reconoció en su momento, pero yo me quedé con la espina. Esa huevada se resuelve ahí calentito, yo quería resolverlo ahí. Pero entró al camerino y me pidió disculpas llorando. Se equivocó y toda la gente sabía que se había equivocado”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico