Ahora Maratea admitió que cobra 30.000 dólares mensuales

El influencer está envuelto en una polémica en el marco de la colecta por el club de Avellaneda, después de que la IGJ señaló irregularidades en la conformación del fideicomiso.

Santi Maratea, influencer que lleva adelante una colecta para saldar las deudas económicas del club Independiente, reconoció modificaciones en el contrato del fideicomiso presentado ante la Inspección General de la Justicia (IGJ) y admitió el cobro de 30.000 dólares por mes.

La polémica estalló cuando la IGJ declaró como irregular el fideicomiso después de semanas de dudas y rumores sobre la conformación del contrato: el organismo apunta nuevamente a la inscripción en el Registro Público del Colegio de Escribanos de la Provincia de Neuquén, dado que Independiente tiene sede en la provincia de Buenos Aires y Maratea domicilio en CABA.

La resolución advierte, además, la "exorbitante" suma recibida en punto a "gastos y honorarios" por los integrantes del fideicomiso y "en pretenso beneficio" de Maratea. Además, criticaron el hecho de que Mercado Pago, el medio utilizado para la recaudación, sea solo un "proveedor de pago" pero no una entidad financiera.

https://twitter.com/NachoGenovart/status/1664835112108716032

El influencer reconoció y confirmó el monto percibido, aunque señaló que se trata de una parte del 5% del total estipulado y comunicado anteriormente: "Según el fideicomiso, el 19 de cada mes deberían cobrar los que están trabajando en él. Yo soy uno de ellos. Ese plan de pagos de 30.000 dólares, que es para pagar el cinco por ciento, es una vez por mes. Yo debería haber cobrado y pedí no hacerlo porque no cubrimos aún la plata del América. Y me dijeron que si no quería hacerlo, había que cambiarlo. En la adenda agregamos también que no era obligatorio cobrar cada 19 del mes”.

Además, Maratea también hizo referencia a la modificación del contrato revelado por la IGJ y se basó en el concepto de la "adenda". “Para los que no saben que es una adenda, básicamente es un agregado. Es agregarle algo a un fideicomiso. Hay algunos medios que interpretan esto como algo turbio. Como si estuviéramos cambiando el fideicomiso. Es lo más normal del mundo en un fideicomiso”, agregó.

Mientras tanto, el titular de la IGJ, Ricardo Nissen, exigió suspender la colecta hasta que se esclarezcan las irregularidades detectadas por el organismo. Nissen exige que no se recaude más plata "hasta tanto esté inscripto” el fideicomiso en Capital Federal, “cuando ya pasaron más de 20 días y no presentaron nada, cuando dicen que tienen el fideicomiso inscripto y que lo único que tienen que hacer es traer el papel a Buenos Aires, nosotros tomamos la medida”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico