Alberto consideró "positiva" la reunión de ayer con Macri

"Positivo." Así calificó el presidente electo Alberto Fernández al encuentro que mantuvo con el saliente Mauricio Macri en Casa de Gobierno, en lo que significó el puntapié inicial a la transición de mando que culminará el 10 de diciembre con la asunción del dirigente del Frente de Todos que encabezó el binomio que posibilitará que Cristina Kirchner sea la nueva vicepresidenta.

Según confirmaron a Página/12 fuentes cercanas al mandatario electo, los primeros acuerdos de la transición convenidos durante la charla fueron la apertura de una “línea directa” entre Alberto y Macri y la conformación de un equipo de trabajo del Frente de Todos para tener acceso a los datos de la administración nacional.

En términos personales, la conversación fue “cordial” y se dio en un marco distendido en el que ambos coincidieron en el objetivo de “hacer lo mejor para el país”.

También “sirvió para distender la relación” luego del contrapunto desatado tras las PASO, cuando Fernández tomó la decisión de no hablar más con Macri debido a que el Gobierno había salido a anunciar medidas propias con la falsa excusa de que antes las había conversado con asesores del Frente de Todos.

Ese fue uno de los motivos por el cual se evitó ayer una conferencia de prensa conjunta y sólo se difundieron fotos oficiales en el despacho presidencial. En la previa, desde el entorno del mandatario electo dejaron claro que “el presidente todavía sigue siendo Mauricio Macri” y que “transición no es co-gobierno”, un mensaje que la propia Cristina Kirchner remarcó ayer durante su discurso como vice presidenta electa.

“Le voy a pedir al que todavía es presidente hasta el 10 de diciembre” que hasta esa fecha “ejerza su responsabilidad cuidando el patrimonio del pueblo y la nación”, remarcó la senadora.

La reunión duró una hora y la valoración “positiva” que Fernández hizo de la cita fue mientras arribaba a sus oficinas sobre la calle México, en el barrio porteño de San Telmo, donde mantuvo distintos encuentros durante toda la jornada.

DOS HORAS DESPUES

Por razones que no fueron explicadas, la reunión se postergó dos horas después de lo anunciado el domingo por Macri, cuando durante su discurso de derrota reveló que había hablado por teléfono con Fernández y lo invitó a desayunar en la Casa Rosada.

Tras el encuentro, Mauricio Macri pautó una reunión de Gabinete con sus ministros para ponerlos al tanto de lo dialogado con Fernández. Así lo anunció el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, en diálogo con los periodistas acreditados en la Casa Rosada.

Macri había llegado a la Casa Rosada pasadas las 9:30 (el horario que había sido previsto originalmente para el encuentro) y repasó los temas de lo que fue la primera reunión formal con su sucesor.

Por su parte, Fernández salió de su departamento de Puerto Madero a las 10:20 y llegó a los pocos minutos a la sede del Poder Ejecutivo. Ingresó por la explanada lateral y entró acompañado por un asesor. Una hora después se retiró evitando el contacto con la prensa que esperaba a la salida de la sede del Ejecutivo.

Ningún funcionario de Gobierno recibió a Fernández en la explanada de Casa Rosada. El compañero de fórmula de Cristina Fernández de Kirchner ingresó por el Salón de los Bustos pasadas las 10.20. El único presente para saludarlo fue el fotógrafo oficial, Víctor Bugge, quien lo estrechó en un abrazo. Luego, dos miembros de Protocolo y Ceremonial lo acompañaron hasta el despacho presidencial.

La reunión entre ambos políticos duró exactamente una hora. Comenzó mano a mano, y luego se sumaron funcionarios. Al finalizar, Macri compartió lo conversado en una reunión de Gabinete.

Mientras los políticos estaban en el despacho del presidente dialogando y sacándose la esperada foto, afuera de la Casa Rosada se observaban otras postales. Durante toda la mañana, distintos ciudadanos se acercaron a las rejas de la sede de Gobierno para manifestar su apoyo a la gestión de Macri, o bien, saludar y felicitar a Fernández.

Vale recordar que el domingo por la noche el Presidente llamó a Fernández desde Olivos apenas se enteró de los resultados del escrutinio provisorio. Según su círculo íntimo, el primer mandatario está “tranquilo y confiado en que hizo todo lo que pudo para revertir el resultado de las PASO”.

Fue el ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, quien brindó precisiones a la prensa acreditada sobre lo conversado al interior del Gabinete un día después de la derrota. En este marco, aseguró que las autoridades del Fondo Monetario Internacional (FMI) están al tanto desde anteanoche de las medidas adoptadas respecto al control del mercado cambiario, las cuales –aseguró- son “transitorias”.

La reunión de Gabinete se desarrolló tras el encuentro que mantuvo el aún Presidente con Alberto Fernández.

Asimismo, aclaró que serán las nuevas autoridades económicas las que continúen el diálogo con el organismo internacional, y pidió a la prensa que “no lo obligaran” a decir quiénes eran dichas autoridades.

En otro orden de temas minimizó un posible impacto de los resultados electorales en los precios, y prometió que “la inflación de octubre será menor que la de septiembre”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico