Arriesgada escalada de vecinos de barrio LU4 para rescatar pertenencias

El acceso por la escalera N° 8 del edificio de departamentos del barrio LU4 que en la madrugada del viernes sufrió un colapso parcial al caerse el entretecho, aflojándose también la estructura del palier y profundizándose grietas, continúa bloqueado ya que hay serios riesgos de un derrumbe de mayores proporciones.

El municipio, a través de su secretario de Gestión Operativa, Ricardo Gaitán, dijo a El Patagónico que la comuna no se hará responsable ni de apuntalar el sector dañado ni tampoco de ejecutar obras de reparación ya que se trata de una propiedad privada.

Inicialmente, cuando se produjo el incidente acudieron operarios de Defensa Civil y Bomberos, siendo éstos últimos los que rescataron a grupos familiares de los seis departamentos afectados, sobre todos a los que residían en el primer y segundo piso.

Este sábado solo quedaron consignas de la Comisaría Quinta para evitar que, por razones de seguridad, la gente ingresara a buscar pertenencias.

De todos modos, a pesar de que no era su función específica, los policías al mando del oficial principal Cristopher Trípodi tendieron una escalera metálica para permitir a los vecinos más jóvenes que pudieran ingresar por las ventanas para rescatar documentos y otros elementos esenciales.

Todos habían pasado la noche en casas de sus familiares o de vecinos del mismo barrio que se solidarizaron de manera espontánea, pero ahora ya no saben cuándo podrán volver a sus propios hogares y presumen que será por mucho tiempo o quizá nunca más.

Algunas mujeres adultas se abrazaban y lloraban pero también agradecieron el gesto humanitario de los policías dado que proveerles una escalera no era su función y además resaltaron que un suboficial, el cabo Nicolás Painefil, ascendió con algunos moradores para sostenerlos al ingresar y salir por las ventanas.

Por el contrario los damnificados estaban muy disgustados por el destrato que les dispensó el viernes un funcionario municipal al que identificaron como Fabián Acosta, quien se presentó como responsable del área Obras Particulares.

Según contó a este medio la vecina, Liliana Orozco, el mismo les respondió de manera prepotente al pedido de ayuda, diciéndoles que debían arreglárselas como pudieran ya que la construcción es privada y el municipio no se hará cargo de nada.

A todo esto debe señalarse que en la mayoría de edificios que se construyeron en Comodoro por planes sociales, luego de pasado un período de garantía, no se conformaron consorcios de vecinos para atender este tipo de circunstancias y consecuentemente los organismos estatales de desentienden.

Ahora los afectados del barrio LU4, que no revisten carácter empresarial, se están convocando para el lunes a mediodía en la esquina de las calles internas Laura Durán y Quiroga Burnet para realizar n relevamiento de los daños.

Solicitan además el acompañamiento de los otros residentes en los edificios ya que “hoy somos 6 familias que quedamos sin hogar, pero en total son 48 las que corren el mismo riesgo”.

INAUGURADO HACE CASI CUATRO DECADAS

Vale recordar que el barrio LU4, delimitado principalmente por las avenidas Constituyentes y Chile, data de hace aproximadamente cuatro décadas. Fue construido a través de una operatoria del IPV por iniciativa de una cooperativa que tuvo su génesis en trabajadores de la emisora radial del mismo nombre, siendo inaugurado durante la gestión gubernamental de Atilio Viglione.

En razón que se levantó en una zona de greda, a los pocos años de ser habilitado, los dos edificios de departamentos y parte de los 56 dúplex comenzaron a tener algunas fisuras debido al movimiento de suelo, por lo cual el organismo habitacional provincial se hizo cargo de contratar la tarea de ejecutar zanjas por debajo de las estructuras a fin de contener la expansión de la greda.

De todos modos, en el caso de los edificios ello no fue suficiente y las veredas igualmente volvieron a levantarse y también se fueron formando grietas en las juntas de los paneles de cemento premoldeados.

Esto, sumado al ingreso de palomas que fueron depositando sus desechos corrosivos en los entretechos de difícil acceso fue generando una situación de peligro estructural, el cual finalmente se evidenció el viernes con un desmoronamiento parcial y si no se toman medidas para frenar estos fenómenos, no se descartan nuevos colapsos.

Arriesgada escalada de vecinos de barrio LU4 para rescatar pertenencias (4).jpg
Arriesgada escalada de vecinos de barrio LU4 para rescatar pertenencias (3).jpg
Arriesgada escalada de vecinos de barrio LU4 para rescatar pertenencias (1).jpg

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico