Autorizan tráiler sanitario petrolero pero se mantienen las discrepancias

El Gobierno de Santa Cruz, a través de su Ministerio de Salud finamente autorizó el viernes al Sindicato Petrolero de Santa Cruz para utilizar el camión con tráiler sanitario equipado con consultorio, laboratorio y más de diez mil test para detección de COVID-19. Sin embargo, se mantienen las críticas hacia algunos funcionarios políticos.

La indignación del gremio que lidera Claudio Vidal se potenció durante los dos meses que demandaron las gestiones para que el Gobierno santacruceño autorizara ese equipamiento destinado a la lucha contra la pandemia y de manera gratuita.

Las discrepancias se visibilizaron de sobremanera desde el ámbito de la Legislatura ya que varios diputados que forman parte del bloque oficialista Frente de Todos, surgieron del nuevo partido político Somos Energía para Renovar Santa Cruz (SER) que en las últimas elecciones generales postuló la candidatura de Claudio Vidal para la Gobernación.

Durante el lapso en que se prohibió la operatividad del camión cero kilómetro con su tráiler, los funcionarios del Poder Ejecutivo -principalmente los de la cartera de salud-, ofrecieron disímiles argumentos para frenar la iniciativa e incluso no avalaban el uso compasivo del ibuprofeno inhalado, aunque en ese caso el gremio igualmente facilitó el medicamento a numerosos pacientes con COVID-19.

En caso de la autorización del tráiler sanitario, mucho tuvo que ver la intervención del médico chubutense Manuel Corchuelo Blasco, uno de los asesores del ministro de salud Ginés González García, quien se enteró de la prohibición en una reciente entrevista que concediera al programa radial informativo “El último que apague la luz” que se emite por la FM San Jorge de Caleta Olivia.

Corchuelo Blasco canalizó gestiones para que no se desperdiciara el esfuerzo del gremio, las cuales finalmente posibilitaron la autorización del equipamiento sanitario y de los insumos.

Pero cuando se pensaba que las discrepancias quedarían en un plano de olvido, ayer volvieron a arreciar las críticas de referentes directos del gremio petrolero y de diputados del SER que surgieron desde ese ámbito.

El médico Ariel Varela, responsable del área salud, calificó de “ignorante” al diputado provincial kircherista Martín Chávez porque desconocía muchas acciones sanitarias que está llevando adelante el sindicato para luchar contra la pandemia, como el caso de los controles que se realizan en los accesos a yacimientos y en el límite interprovincial.

Mientras, el diputado José Luis Garrido (SER) aseguró que, a pesar de que se autorizó el móvil sanitario, su sector no archivará un pedido de informes hacia el ministro de Salud Claudio García, para que justifique porque demoró dos meses la iniciativa del gremio, aunque la misma se constituyó en un proyecto que había sido aprobado por unanimidad en el parlamento provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico