Colapso sanitario en Neuquén y Río Negro

Se aceleró la curva entre los chicos y las autoridades apuntan a restringir la circulación.

El brote de la segunda ola de coronavirus en el país, se focaliza sobre grupos etarios que durante la primera ola no fueron los focos principales de contagios: niños y jóvenes. Especialmente lo que reflejan las estadísticas es un exponencial crecimiento de caso en menores de 20 años.

Una de las provincias en donde aumentaron los casos en la franja etaria de 0 a 19 años en Neuquén: del total de contagios diarios, el 10% son de menores, según informó el diario Río Negro.

De acuerdo al último reporte de la ministra de Salud, Andrea Peve, el promedio de casos diagnosticados de mayo se ubica, hasta ahora, en 513 diarios, mientras que el de abril había sido de 207. “Hay un aumento importante que tensiona a todo el sistema de salud”, advirtió.

La funcionaria alertó también que hubo una disminución en la edad promedio de las personas que se internan en terapias intensivas: es de 54,9 años.

El dato lo atribuyó al avance de la campaña de vacunación sobre la población de mayor edad y riesgo, aunque también a la circulación de variantes del virus como la Británica y la de Manaos que modificaron los escenarios conocidos hasta el año pasado.

“Hay una tendencia de cuadros severos y recurrencia a la internación de pacientes jóvenes sin comorbilidades. También tenemos niños, niñas y adolescentes en unidades críticas, la mayoría con factores de riesgo, sí, pero algo que no tuvimos durante el año pasado”, apuntó.

Por su parte la ministra de Salud de Nación, Carla Vizzotti, dijo en su visita a Cipolletti que “en cuanto a los jóvenes seguimos viendo algo similar a los que pasaba el año pasado, mayores de 60 años siguen siendo el 14 por ciento de los casos. La gran masa de personas que están transmitiendo la enfermedad son personas jóvenes. Tanto el año pasado como este”.

La diferencia, aseguran los expertos, viene por la aparición de las nuevas cepas.

Una tendencia que se repite en Río Negro

En Río Negro se registraron hasta el momento 6.000 casos de menores desde el inicio de la pandemia mientras que en adultos mayores de 60 años se contabilizan casi 10 mil casos. No hay datos precisos de cuántos de esos 6.000 casos responden a la segunda ola, pero desde el ministerio de Salud provincial indicaron que son la mayoría.

La directora Nacional de Epidemiologia e Información Estratégica, Analía Rearte, detalló que la presencialidad en los colegios fue uno de los factores que generó mayores contagios en jóvenes menos de 20 años y que por consecuencia derivó en un incremento de casos en los entornos familiares.

La principal razón, expuso, es que durante la primera ola el rígido aislamiento con clases solo en la modalidad virtual resguardó más a los chicos de la circulación y la propagación del virus en esa franja etaria.

“Todo el grupo de escolares el año pasado estuvo muy aislado, no hacían actividades prácticamente. Cuando un grupo etario comienza a circular más, en un lugar con una alta trasmisión y alta circulación, van a tener más cantidad de casos. Lo que vemos a nivel nacional y también en muchas regiones como esta -Alto Valle- es un gran aumento de casos en escolares, que siguen la curva de la población general”, indicó y agregó que no se está viendo que las nuevas cepas puedan afectar más a la población joven, sino que se trata de la circulación de las personas y los grupos etarios.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico