Cómo funcionan los cuartos oscuros móviles

Una estructura de cartón, sin una mesa para cortar las boletas y con espacio reducido. 

Las elecciones de medio término implicaron una serie de cambios para minimizar la posibilidad de contagios de Covid 19. La organización de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) estableció que se eligieran nuevos escenarios para descomprimir la cantidad de mesas por establecimiento. A esto se le sumó el pedido de Chubut para contar con cuartos oscuros móviles.

Estos dispositivos fueron destinados para las escuelas que no cuentan con las aulas suficientes para que las personas puedan emitir su sufragio.

“Son como cajeros automáticos de cartón prensado”, explicaron las autoridades.

Una de las instituciones que contó con los cuartos oscuros móviles fue el Jardín 483, que está ubicado en José Ignacio Rucci al 1.800.

El establecimiento de nivel inicial fue uno de los escenarios donde se votó por primera vez y permitió que se pueda llevar el control de la votación con normalidad.

Sin embargo, los votantes se encontraron con un inconveniente. Es que en los cuartos oscuros móviles no había una mesa para poder cortar boleta o poder cerrar el sobre con comodidad. Esto hizo que algunos se retrasen un poco más de lo común.

Otra característica de los dispositivos es que las boletas se encuentran sobre el cartón y no se logran visualizar con facilidad, por lo que se tardar un poco más de lo deseado.

“Con un viento fuerte, esto prácticamente sale volando”, comentaban dos vecinos mientras esperaban expresar su voluntad frente a las urnas.

La estructura no mostraba fortaleza y hacía pensar que ante cualquier tipo de descuido se podría venir abajo con las boletas incluidas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico