Condenan a tres años y dos meses de prisión a un individuo que agredió a su expareja

Se trata de A.D.N., cuya identidad no fue dada a conocer para no revelar los nombres de su expareja y de la hija de ambos.

Pasado el mediodía de ayer se dio a conocer en sede de los tribunales penales ordinarios de Comodoro Rivadavia el veredicto de responsabilidad penal en el juicio por lesiones leves agravadas por el vínculo mediando violencia de género y portación ilegítima de arma de fuego de guerra. ´

El juez resolvió condenar a A.D.N. a la pena de tres años y dos meses de prisión de cumplimiento efectivo por haberlo encontrado autor penalmente responsable de lesiones leves agravadas por el vínculo y por mediar violencia de género, en concurso con portación ilegítima de arma de fuego de guerra. En cambio, lo absolvió por los delitos de amenazas coactivas y amenazas agravadas por el uso de arma de fuego.

El tribunal unipersonal de debate fue integrado por Alejandro Soñis, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente María Laura Blanco, fiscal general; asimismo en representación de la menor de edad, hija de la pareja, asistió Carolina García, asesora de familia. En tanto que la defensa del imputado fue ejercida por Ariel Quiroga, abogado de la Defensa Pública.

En su resolución el juez entendió que muchas de las agravantes propuestas por la fiscalía se encuentran dentro de la figura de violencia de género ya aplicada al caso. Como circunstancias agravantes de la pena consideró la extensión del daño causado, el que al día de hoy mantiene secuelas psicológicas en la víctima, al igual que la trascendencia de las acciones del acusado a su hija menor de edad, por la presencia de la niña en los hechos por los que fue declarado penalmente responsable. “Sin lugar a dudas los niños resultan víctimas indirectas de toda violencia que se den el marco intrafamiliar”, aseguró el juez en su resolución. También a la niña le toca vivir el trauma de la detención de su padre.

Como única circunstancia atenuante consideró la falta de antecedentes penales del imputado.

El primer incidente juzgado aconteció el 15 de enero de 2017, alrededor de las 17, cuando A.D.N. se encontraba en su domicilio, en calle Margaritas al 900 del barrio San Martín, cuando se hizo presente su expareja, la víctima, de quien hacía alrededor de dos meses que se encontraba separado luego de una convivencia de cinco años.

En tales circunstancias, la víctima se presentó a fin de retirar a la hija común de ambos. A. D.N. le pidió que fuera a comprar una cerveza. Ante la negativa de la víctima, el hombre tomó un envase de vidrio vacío e intentó golpearla en la cabeza, sin lograr su cometido porque la víctima le sujetó la mano. Ante ello, el imputado comenzó a asestarle golpes de puño en la cara y en la cabeza, y cuando la mujer cayó al suelo, A.D.N. aprovechó esa oportunidad para propinarle golpes en la espalda con un caño macizo, tras lo cual la tomó del cabello y le introdujo la cara en la arena, intentando asfixiarla.

La mujer logró escaparse del lugar junto a su hija. Fue auxiliada por un hombre que transitaba por Granaderos y Rivadavia, quien llamó al personal policial.

El segundo incidente ocurrió cuando A.D.N. se hizo presente en la casa materna de su expareja, con un arma de fuego y le gritó que volvieran a su casa. Y el tercer caso por el que fue juzgado el imputado sucedió cuando se presentó en el domicilio de la madre de la víctima y comenzó a gritar que le entregara a su hija mientras exhibía un arma de fuego.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico