Cristina inauguró la central termoeléctrica de Río Turbio

La mandataria encabeza un acto en la localidad santacruceña de Río Turbio, donde inaugura el primer módulo de la central Termoeléctrica.

La Presidenta Cristina Kirchner encabezó hoy un acto en la localidad santacruceña de Río Turbio, donde inauguró el primer módulo de la central Termoeléctrica. El acto contó con la asistencia del intendente municipal, Matías Horacio Mazú; el gobernador de la provincia, Daniel Peralta; el ministro de Planificación Federal, Julio de Vido y otras autoridades, así como representantes de la industria, la producción; dirigentes gremiales y sociales e invitados especiales.

Se trata de la usina más austral del mundo, que se extiende en un predio de 29 hectáreas y se alimentará con el carbón de la mina local, generando electricidad para abastecer dos veces el consumo de esa provincia, y el objetivo es diversificar la matriz energética, encontrar un uso estratégico para el recurso natural de la zona y reimpulsar el trabajo y el consumo de habitantes de la zona.

La presidenta Cristina Kirchner afirmó este viernes ante los mineros de Río Turbio que desde el 11 de diciembre va a "volver de donde me fui y de donde salí, que es de aquí, de Santa Cruz", al tiempo que destacó el cambio que registró esa provincia durante la gestión kirchnerista.

La mandataria destacó durante un acto en Río Turbio: "voy a volver de donde me fui y de donde salí que es aquí, de Santa Cruz".

No obstante, subrayó que "vuelvo a otra Santa Cruz", tras lo cual recordó que el ex presidente "Néstor (Kirchner) primero como gobernador les dio gas y más tarde el gasoducto". "Venimos a honrar la palabra de Néstor Kirchner", dijo.

"Necesitamos 1,2 millón de tonelada de carbón para que la usina pueda funcionar a pleno y tenemos programados como meta otras 800 mil toneladas más de carbón para exportación", explicó Cristina y detalló que "ese excedente para exportación que nos propusimos como meta significarán 40 millones de dólares anuales".

Y siguió: "quiero venir a proponerles que si alcanzamos la meta de los 2 millones de toneladas y colocamos las ventas en el exterior, de esos 40 millones de dólares, el 50% pase a formar un bonus anual para los trabajadores por productividad y el resto sea destinado a inversiones en la mina. Pero quiero trabajo, quiero compromiso. La mitad es para ustedes y la otra mitad para inversiones en la mina".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico