"Cuidamos cada vacuna como si fuera una vida"

Lo dijo el ministro de Salud y Ambiente de Santa Cruz, Claudio García, al responder a una consulta que le formulara El Patagónico en una extensa conferencia de prensa que ofreciera a mediodía de este jueves en Caleta Olivia, ciudad a la que visita por primera vez desde que la pandemia del COVID 19 ingresó a esta provincia a mediados de marzo de 2020.

García (a la derecha de la fotografía) estuvo acompañado por el vicegobernador Eugenio Quiroga y Germán Aballay, segundo funcionario en jerarquía en la cartera de salud.

Con ellos visitó los dos centros para vacunación masiva contra el virus que están preparados en esta ciudad, además del Centro de Monitoreo del COE, conformando además la legión de ministros provinciales que comenzaron a llegar el miércoles a Caleta.

Respecto a las primeras y segundas dosis de Spunik V que llegaron a toda la provincia, el ministro aseguró fue ninguna de ellas fue desperdiciada gracias a labor los equipos multidisciplinarios que tienen a su cargo la manipulación para que no se pierda la cadena de frio como ocurrió en otros sitios del país, lo que lo llevó a decir que “cuidamos cada vacuna como si fuera una vida”.

Respecto al esquema de inoculación masiva de la población, dijo que apenas se concluya con la primera etapa que comprende a todo el personal de salud pública y privada (aún quedan aplicar segundas dosis), se comenzará a asistir a los mayores de 60 años, al personal de Fuerzas Armadas y de Seguridad y a otros trabajadores esenciales como ser docentes.

Tras ello, la prioridad se volcará a las personas de 18 a 59 años que padecen enfermedades crónicas que constituyen un “riesgo de vida aumentado” en el contexto de esta pandemia.

A la hora de citar números, indicó que en Santa Cruz hay aproximadamente unos 8 mil trabajadores en el área de salud, 30 mil adultos mayores, 19 mil integrantes de las Fuerzas Armadas, de Seguridad y otros trabajares incluidos en el grupo de personal esencial y 50 mil personas dentro del segmento de 18 a 59 años que padecen alguna patología crónica (obesidad, diabetes, hipertensión, enfermedades respiratorias, cancerígenas, etc).

Además, sumando a otros grupos de riesgo ante el virus, se estima que las prioridades de vacunación corresponden a unas 120 mil personas, por lo se necesitan 220 dosis de Spunik V y quienes iniciaron el proceso no pueden cambiar la segunda dosis por otra marca ya que las composiciones químicas de cada laboratorio son diferentes.

Sin embargo, admitió que aún no podía dar a conocer la nueva cantidad de vacunas rusas que recibirá Santa Cruz la semana próxima correspondientes a una partida de 400 mil que recibirá este fin de semana la Argentina e incluso aún no tenía precisiones acerca si todas corresponden a la primera dosis.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico