Dan indultos póstumos a 7 hombres ejecutados en 1951

El gobernador de Virginia, Ralph Northam, otorgó este martes indultos póstumos a siete hombres negros que fueron ejecutados en 1951 por violar a una mujer blanca.

Northam anunció los indultos después de reunirse con una docena de descendientes de los hombres y sus defensores. Se escucharon sollozos de algunos de ellos tras el anuncio de Northam.

Los “Siete de Martinsville” fueron todos condenados por violar a Ruby Stroud Floyd, de 32 años, una mujer blanca que fue a un vecindario predominantemente negro en Martinsville, Virginia, el 8 de enero de 1949, a cobrar dinero por ropa que había vendido.

Cuatro de los hombres fueron ejecutados en silla eléctrica el 2 de febrero de 1951. Tres días después, los tres restantes también fueron electrocutados. Todos los miembros del jurado eran blancos.

En ese momento, la violación era un delito capital. Pero Northam dijo el martes que la pena de muerte por violación se aplicó casi por completo a los negros. Desde 1908, cuando Virginia comenzó a usar la silla eléctrica, hasta 1951, los registros estatales muestran que las 45 personas ejecutadas por violación eran negras, dijo.

“Estos hombres fueron ejecutados porque eran negros y eso no está bien”, dijo Northam.

En diciembre, defensores y familiares de los hombres le pidieron a Northam que emitiera indultos póstumos. Su petición no argumentaba que los hombres fueran inocentes, pero señalaba que sus juicios fueron injustos y el castigo fue extremo e injusto.

“Los Siete de Martinsville no recibieron el debido proceso simplemente por ser negros, fueron condenados a muerte por un crimen por el cual una persona blanca no habría sido ejecutada, y fueron asesinados por la Commonwealth simplemente por ser negros”, escribieron los defensores en su carta a Northam.

Los siete, la mayoría en su adolescencia o veinteañeros, son Grayson, Frank Hairston Jr.; Howard Lee Hairston; James Luther Hairston; Joe Henry Hampton; Booker Millner; y John Clabon Taylor.

En marzo, Northam, un demócrata, firmó una legislación aprobada por la legislatura controlada por los demócratas que abolía la pena de muerte en el estado. Fue un cambio dramático para Virginia, un estado que llegó a tener el segundo mayor número de ejecuciones en Estados Unidos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico