Detienen a funcionario judicial por abusar de una nena de 12 años

El hombre de 32 años es un auxiliar de una fiscalía que contactó a la menor por redes sociales y la llevó a su casa, donde habría cometido el abuso y secuestro. Fue en Mendoza.

Leandro Llaver Adaro, de 32 años, trabaja como auxiliar en la Fiscalía Correccional y es hijo del presidente del Concejo Deliberante del municipio de San Martín, en Mendoza, el médico Daniel Llaver (UCR).

Este viernes, luego de establecer un primer contacto por redes sociales, se reunió con la niña, fueron al distrito de Palmira, donde consumieron bebidas alcohólicas, y luego la llevó a su casa, donde habría cometido el abuso.

Adaro también habría incurrido en el delito de privación de la libertad, ya que según la declaración de la nena, cuando ella quiso irse de la casa el hombre no se permitió.

Recién al día siguiente pudo escapar y reunirse con su madre, quien había realizado una denuncia de averiguación de paradero porque su hija no había regresado al hogar.

LESIONES POR ABUSO

La investigación de la causa, que generó un importante impacto en el ambiente judicial del Este, comenzó en la mañana del sábado, cuando la víctima fue encontrada en la calle por una mujer. La nena le relató lo que había vivido y la mujer la acompañó a realizar la denuncia, según publicó Los Andes.

Luego, la niña fue llevada a un hospital, donde se constataron lesiones de abuso sexual. Se aguarda una nueva declaración de la joven en Cámara Gesell para que amplíe detalles sobre lo ocurrido.

Adaro, en tanto, fue imputado por el fiscal de Violencia de Género y Delitos Sexuales Germán Hnatow por el delito de abuso sexual agravado por acceso carnal. Actualmente está detenido en la comisaría 12, en el Gran Mendoza, y en los próximos días será trasladado a la cárcel provincial.

Según señalaron los medios locales, no es la primera vez que la familia debe atravesar una situación de este tipo. En 2018, una hermana de la víctima también fue abusada por un funcionario judicial. En ese caso el atacante fue el ex auxiliar fiscal de Santa Rosa Lucas Fernández, quien fue condenado a cinco años de prisión por ese hecho.

EL PAPA SE DESPEGO

Por su parte, el padre de Leandro Llaver Adaro, Daniel Llaver, buscó despegarse del hecho con un insólito descargo: "es necesario contar que es un hijo que a sus 20 años me enteré de su existencia, y que en su momento me sometí a la Justicia y lo reconocí como tal. Hoy él ya es un adulto de 32 años, a quien traté de integrar a mi familia, pero nunca logré entablar un vínculo fluido personal, ni transmitirle los valores que me inculcó mi familia", explicó.

"Lamentablemente hoy en día, no tengo ningún tipo de relación con él, ni yo, ni el resto de mi familia", agregó, luego de manifestarse "muy consternado con todo lo que está sucediendo" y expresar "que, ante todo, deseo y solicito que se ajuste a derecho todos los actos que la Justicia considere necesario".

"También quiero aclarar que si bien él trabaja en el Ministerio Público Fiscal, no es abogado. Sí lo es mi otro hijo varón, que tiene su estudio en forma particular y no pertenece al Poder Judicial", añadió. Y concluyó: "Sostengo que cada persona adulta debe hacerse responsable, haciéndose cargo de los actos que realiza por sí mismo, sometiéndose a la ley, si él es culpable le debe caer todo el peso de la ley".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico