Discutió con sus vecinos, lo golpearon con un caño y lo atropellaron varias veces

Un joven de 17 años se encuentra internado en terapia intensiva tras una pelea con dos vecinos.

Un adolescente de 17 años se encuentra internado en grave estado tras haber sido golpeado con un caño y atropellado reiteradas veces con un auto luego de mantener una discusión con sus vecinos en el partido bonaerense de San Miguel.

El hecho, que ocurrió el domingo 5 de mayo durante la madrugada, tuvo lugar en la intersección de Balcarce y Callao, cuando Ángel Alan Tomás Pereyra regresaba de una fiesta y se encontró con dos de sus vecinos.

Por motivos que aún no se establecieron, la víctima y los agresores mantuvieron una fuerte discusión que fue escalando en el nivel de violencia hasta que uno de los dos lo golpeó con un caño.

Cuando Pereyra estaba caído en el suelo y sin poder defenderse, uno de los atacantes se subió a un auto y lo arrolló más de una vez.

Tras el brutal ataque, personas que estaba en el lugar dieron aviso a la Policía y al SAME. El adolescente fue derivado al Hospital Larcade, donde se encuentra internado en terapia intensiva.

"Le pisó la cabeza con el auto"

“Salimos de una fiesta, nos cruzamos con un vecino con el que siempre hablábamos, Alan le pidió un trago y comenzaron a discutir. Como Alan iba ganando en la pelea, el hermano de ‘Toti’ -uno de los presuntos agresores-, salió con un caño de gas y empezaron a pegarle”, contó uno de los amigos de la víctima en diálogo con Diario Efecto.

A su vez, agregó: “Tuvimos que salir a correr, ellos eran más grandes. Ahí fue que el hermano de Toti se subió al auto y empezó a perseguirlo. Cuando él se cayó al piso, el que iba manejando se subió a la vereda y le pisó la cabeza con el auto. Después hizo marcha atrás para pisársela de nuevo”.

Otro amigo de la víctima y testigo del hecho denunció: “La policía nos revisó a nosotros, pero no fue a buscarlos a ellos. Los agresores, luego del hecho, se la pasaron burlándose y uno de ellos dijo ‘lo finé’”.

El padre del joven informó que en la comisaría no le quisieron tomar la denuncia en la comisaría y señaló los supuestos agresores acusaron a su hijo de intento de robo. “Quiero que se haga justicia y que paguen quienes tengan que pagar, la madre está sufriendo”, sostuvo.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico