Distribuyen más de 2 millones de pesos para cooperadoras escolares y bibliotecas populares

La Municipalidad entregó ayer más de 2 millones de pesos a distintas cooperadoras escolares y bibliotecas populares, dinero proveniente del Fondo de Asistencia Educativa que se constituye con el 3,5% de la recaudación de impuestos y se destina al apuntalamiento de las instituciones educativas y de apoyo cultural.

El intendente Carlos Linares encabezó ayer, pasado el mediodía en el Centro de Información Pública, el acto oficial por el que se entregaron 2.001.771 pesos a cooperadoras escolares y bibliotecas populares de la ciudad.

El jefe comunal, que estuvo acompañado por el titular de Cultura, Daniel Vleminchx; el subsecretario de Función Pública, Leopoldo Puricelli; el subsecretario de Hábitat y Vivienda Popular, Carlos Vargas; los diputados provinciales, Gustavo Fita y David González, aseguró que desde el municipio se seguirán sosteniendo “estas políticas públicas que garantizan la contribución con la educación pública, gratuita e igualitaria en la ciudad”.

El aporte destinado a cada cooperadora fue de 44.116 pesos mientras que para las bibliotecas populares fue de 137.865 pesos. En la ocasión, la ayuda económica fue recibida por las propias autoridades educativas de la ciudad entre las cuales se reconocieron las siguientes escuelas provinciales: 1; 23; 27; 32; 43; 44; 91; 115; 143; 146; 153; 160; 183; 184; 197; 198; 203; 204; 402; 406; 408; 413; 417; 435; 440; 463; 467; 472; 515; 517; 704; 711; 723; 746; 7702; 7703 y las bibliotecas populares Sofía Moll de Milton; Astra y Elum Duham.

“HOY MÁS QUE NUNCA”

Al respecto, el intendente reconoció que “para el Municipio, el estar en forma permanente sosteniendo la educación pública es una cuestión de estado. Y gracias a este aporte mensual podemos contribuir con la tarea que realizan en silencio las cooperadoras escolares y las bibliotecas populares de la ciudad en bienestar de los estudiantes”.

“Y lo podemos hacer justamente en un momento difícil para la educación pública, donde muchos niños no están yendo a estudiar. Por eso, hoy más que nunca sabemos que tenemos que permanecer firme con este aporte, sosteniendo la tarea y colaborando en todo lo que se pueda”, aseguró.

En esa línea, Linares garantizó que “vamos a seguir acompañando a través de nuestras políticas públicas la educación pública a favor de nuestros chicos, buscando entre todos, con la presencia de diputados, alternativas para ver cómo salimos de esta difícil situación para que nuestros estudiantes vuelvan a tener clases todos los días y como corresponde”.

INSTITUCIONES AGRADECIDAS

Algunas de las representantes de las instituciones, como Irma Tello y Cristina Gutiérrez, destacaron el aporte bimestral de la Municipalidad, al remarcar que “se trata de un ingreso muy significativo para poder concretar el desarrollo de nuestras actividades, sobre todo en este complicado contexto económico”.

Al respecto Tello, representante de la Escuela 711 y de la Cooperadora del Jardín Perito Moreno, 467, explicó que “para nosotros y para todas las cooperadoras es importante porque estamos atravesanso una situación muy difícil. Es una ayuda que representa muchísimo para la institución, los niños y la comunidad”.

En este sentido, agregó que “en nuestro caso, lo utilizamos para la compra de materiales que hacen falta, juegos didácticos y elementos que requieren los alumnos para desarrollar sus actividades. Por supuesto, consensuamos en qué gastar el dinero, sobre todo en este difícil y complicado contexto económico. Realmente agradezco a cada miembro del FAEM por el constante trabajo, la trayectoria que tienen y el desempeño que realizan con las instituciones educativas”.

Por su parte Cristina Gutiérrez, tesorera del Jardín 406 del barrio 9 de julio, indicó que “siempre fue un gran aporte dentro de la cooperadora lo que nos brindan desde FAEM y si bien trabajamos ordenadamente y contamos con padres que tienen un gran compromiso con la entidad, esto suma mucho”.

Asimismo, Gutiérrez resaltó que “nos ayuda a completar todo lo necesario para un óptimo funcionamiento del establecimiento educativo y cumplir los objetivos que nos proponemos. Entre las cosas que pudimos lograr, se encuentran desde la colocación de ventiladores en salas y SUM; concreción de un escenario; compra de equipos de música; sillas; y para nosotros fue sumamente beneficioso”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico