Donaron un portaskate para los alumnos de la escuela 718

El Centro de Formación Profesional 652, mediante un curso de soldadura que está a cargo del instructor Pablo Rodríguez, hizo entrega de un portaskate para los alumnos de la escuela 718 de Rada Tilly.

El Centro de Formación Profesional 652, mediante un curso de soldadura que está a cargo del instructor Pablo Rodríguez, hizo entrega de un portaskate para los alumnos de la escuela 718 de Rada Tilly.

Con el propósito de tener un espacio seguro para el guardado y depósito provisorio de skates y longboards que facilite la convivencia escolar, la escuela 718 de Rada Tilly hace un tiempo entregó un proyecto al encargado del curso de soldadura que dicta el Centro de Formación Profesional 652, para que le construyan un portaskate.

La solicitud fue entregada por una Profesora de Orientación y Tutorías (POT), que además presentó el diseño creado por los mismos alumnos del nivel secundario. Y en los últimos días tuvo respuesta.

Según contó la secretaria de Desarrollo Social de la Municipalidad, María Eugenia Medina, “el portaskate fue recibido con mucha alegría por parte de las directoras y chicos que participaron en el proyecto. Lo colocaron en el exterior de la Escuela 718 donde ellos ya tienen un bicicletero”.

El curso de soldadura es promovido por la Secretaría de Desarrollo Social y el Centro de Formación Profesional Nº 652. El mismo se realiza desde 2015, con capacitaciones anuales gratuitas que otorgan una certificación nacional.

El taller forma parte de un proyecto que nació con el propósito de brindar espacios de formación gratuitos para que distintos sectores puedan incorporarse en el mundo del trabajo, como mano de obra calificada en servicios a la comunidad.

“Desde sus inicios, el curso de soldador básico suma nuevos egresados que obtienen su certificación nacional avalada por el Instituto Tecnológico Argentino. Este año tenemos 13 alumnos, entre ellos dos mujeres que concurren para orientar su aprendizaje a la artesanía”, explicó Medina.

El curso que actualmente se dicta finalizará en septiembre, y luego se abrirá un nuevo curso de dos meses de duración que abarcará la parte práctica de la soldadura.

CAPACITARSE Y AYUDAR

El objetivo de este tipo de capacitaciones es brindar conocimientos teóricos y prácticos de la especialidad, y enseñar a desarrollar procesos constructivos de baja y mediana complejidad, interpretar planos básicos, croquis y simbología, así como conocimientos en normas de seguridad, orden y limpieza en el sector de trabajo. A la vez, quienes realizan la cursada pueden ayudar a distintos sectores de la comunidad.

Al respecto, Pablo Rodríguez, instructor a cargo del curso de soldador básico, explicó: “desde que comenzamos el año realizamos trabajos con algún fin social. Se hicieron bancos para los vestidores del Club Atlético Rada Tilly, parrillas y fogones para el Camping, se construyó la estructura del taller donde se dictan las clases, y con el grupo de este año creamos la estructura de un portaskate”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico