Dos pitbull mordieron a una mujer trans hasta matarla

La víctima, que no pudo ser identificada debido a la gravedad de las heridas, ingresó a un terreno baldío donde los perros la atacaron brutalmente.

Dos perros pitbull atacaron brutalmente a una mujer trans hasta producirle la muerte. El hecho ocurrió dentro de un campo que carecía de alambrado en el partido bonaerense de Moreno; la víctima quedó irreconocible por las mordidas de los animales, cuyo dueño es un empresario que vive a dos cuadras del lugar del hecho.

Cuando los efectivos de la Comisaría N° 1 del distrito llegaron a la intersección de la calle Nicolás Copérnico con la colectora, se toparon con una escena horrorosa y macabra: dos canes completamente ensangrentados respiraban profundo, como cansados, y detrás de unos arbustos, el cuerpo sin vida de la persona trans con una serie de lesiones en el cuello.

Según la autopsia, también tenía un fuerte corte en la arteria carótida y su tráquea fracturada, sus miembros inferiores cortados, sus cervicales partidas y su cabeza semidesprendida.

Minutos después de descubrir el macabro escenario, los efectivos policiales dieron con el dueño de los animales. Se trataba de un hombre de 59 años, empresario del rubro de la construcción, que vive en una quinta a dos cuadras del baldío, quien dijo que sus perros “se habían escapado y los estaba buscando”.

La identidad de la víctima todavía no fue establecida oficialmente pero sí trascendió que se trataba de una mujer trans. Su era Angie Digiacomo y tenía 38 años, según personas que aseguraron conocerla a los medios de comunicación.

"Muchas veces le pedimos al dueño que por favor levante el alambrado. Pero como no quería que trabajemos acá, entonces nos mandaba a los perros”, aseguró una de ellas.

Mientras tanto, personal de la UFI Nº8 de Moreno quedó a cargo de investigar el caso con un expediente inicialmente caratulado como “averiguación de causales de muerte”.

Las mascotas, por el momento, quedaron en poder de la policía y fueron trasladadas al Centro de Zoonosis Municipal, donde se les hicieron los estudios de rigor, aunque no se descarta que ambos sean sacrificados.

Resta determinar, todavía, si al dueño le cabe alguna responsabilidad y si recibirá alguna sanción por lo sucedido.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico