El CABIN incorporó a su equipamiento dos desfibriladores donados por el municipio

El director médico del Centro de Aplicaciones Bionucleares, Jorge Brugna, explicó que en caso de que un paciente sufra un accidente cardiovascular, podrá ser auxiliado en forma rápida.

El intendente Carlos Linares entregó a las autoridades del Centro de Aplicaciones Bionucleares de Comodoro Rivadavia (CABIN), dos equipos desfibriladores para salvar vidas ante situaciones cardiológicas de riesgo. “Son equipos que podrán resolver este tipo de casos en los pacientes que acuden al CABIN, centro referencial de la región”, manifestó el jefe comunal.

El acto se desarrolló ayer al mediodía, con la presencia del intendente, junto al viceintendente Juan Pablo Luque y el secretario de Salud, Carlos Catalá, quienes entregaron el equipamiento al director médico del centro, Jorge Brugna.

En ese contexto, el intendente puso en relieve la función y atención médica del CABIN al asegurar: “es un centro que mantiene la calidad en lo técnico, con una renovación tecnológica extraordinaria para el tratamiento de enfermedades oncológicas, manteniendo no sólo la calidad en lo técnico sino también en la atención humana hacia los pacientes”.

“Hoy estamos haciendo entrega de equipamiento para atender eventos cardiológicos de riesgo vital en las personas que asisten a sus tratamientos en este lugar. Son herramientas que resuelven necesidades de la comunidad en un centro que es referencia a nivel regional en materia de medicina nuclear”, manifestó.

De ese modo, Linares reconoció: “estas acciones, sin dudas, permiten que la ciudadanía tenga un lugar de tratamiento seguro. Es nuestra obligación como Estado respaldar a estas instituciones que no solo reciben a nuestra gente, sino a personas de distintos puntos de la región”.

“Tenemos que trabajar entre todos, sumando al gobierno de la provincia en esto, entendiendo que entre todos podemos mejorar el sistema de salud para los comodorenses. El CABIN posiciona a la ciudad como centro referencial de medicina de alta complejidad, evitando que los pacientes sean trasladados a Buenos Aires, lejos de su hogares, y que puedan realizar los tratamientos oncológicos acá”, dimensionó.

EQUIPAMIENTO NECESARIO

En agradecimiento al respaldo de la gestión municipal, Brugna afirmó: “estamos muy contentos por la colaboración del Estado local; con este equipamiento, si un paciente sufre un accidente cardiovascular, podremos auxiliarlo rápidamente y tener un diagnóstico”.

Comentó que el centro oncológico “viene con una renovación tecnológica extraordinaria, sumando equipamiento que pone al CABIN como institución de excelencia a nivel nacional e, incluso, internacional para el tratamiento del cáncer”, aseguró.

“Hoy en día tenemos dos aceleradores lineales que son los equipos que entregan energía y radiación para tratar las enfermedades oncológicas pero son de la década del 90. Vamos a sumar dos nuevos aceleradores, además de instalar un PET que mezcla medicina nuclear con tomografía y nos permite tener diagnósticos precisos como en el caso de los pulmones; además nos pondrán una especie de cámara gamma y la braquiterapia de alta tasa”, enumeró.

En ese sentido, el director médico indicó: “estamos muy contentos porque toda esta tecnología más el aporte del municipio nos posiciona como centro de derivación regional. En el caso de los equipos desfibriladores, si alguien sufre un accidente cardiovascular y hace un paro, ahora tendremos un equipo de auxilio rápido y preciso para el diagnóstico”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico