El fiscal Delgado fue recusado y denunció "hostigamiento" en el caso Odebrecht

El fiscal Federico Delgado instruye la investigación por el presunto pago de sobornos en el que estaría involucrado Jorge "Corcho" Rodríguez, quien fue representante de la constructora Odebrecht en Argentina. Luego de que el empresario pidió su recusación, el funcionario judicial aseguró que se trata de una maniobra de hostigamiento.

“Hostigamiento”, “autoritarismo” y “violencia moral” son sólo algunos de los conceptos que expresó ayer el fiscal Federico Delgado en un escrito de alto voltaje político-judicial en el que denunció una maniobra de Jorge “Corcho” Rodríguez para desplazarlo de la investigación por los sobornos en el caso de Odebrecht.

Delgado apuntó al empresario que lo recusó la semana pasada de presentar una “denuncia penal trucha” copiada del expediente en el que se investigaba la tragedia de Time Warp, causa donde finalmente tanto el propio fiscal como el juez Sebastián Casanello tuvieron que dejar la investigación por orden de la Cámara Federal.

“No estamos frente a una recusación. Aquí hay algo más profundo. Estamos, otra vez, frente a una maniobra para apartar a un fiscal mediante el autoritarismo derivado del mal uso de la Constitución”, explicó Delgado. Y comparó los tiempos y las formas de esta maniobra, diciendo que son similares a los que se utilizaron para desplazarlo de la investigación por la tragedia que causó la muerte de cinco jóvenes en la Ciudad de Buenos Aires.

El fiscal ensayó en el escrito diez argumentos contra la recusación presentada por “Corcho” Rodríguez, un empresario que se desempeñó como relacionista público de Odebrecht en la Argentina y que está acusado de ser uno de los intermediarios entre la constructora brasileña y los funcionarios argentinos para articular el pago de sobornos correspondiente a distintas obras públicas.

CASANELLO DECIDIRA EN LAS PROXIMAS HORAS

Delgado fue denunciado cuatro veces en las últimas dos semanas tanto por esa investigación sobre Odebrecht como por los expedientes en los que está involucrado Gustavo Arribas, el jefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI).

El magistrado recordó en su escrito que sufrió este tipo de “hostigamientos” en otros casos como Panama Papers y el supuesto tráfico de influencias de Daniel Angelici.

“Estos ataques a mi trabajo se combinan con otra dimensión del autoritarismo de las formas, porque son acompañados de denuncias penales truchas pero que llevan una trampa”, sostuvo. Y detalló que varias de estas acusaciones penales “sobreviven” en los tribunales como un mecanismo de coerción.

Delgado planteó además que los ataques que recibe perjudican la investigación. “La recusación debe ser rechazada. Sin embargo, como servidor público no puedo tolerar que los ataques hacía a mí afecten al Ministerio Público Fiscal. Esas razones son suficientes para tener por acreditada la violencia moral y los motivos de decoro y delicadeza por los que me excuso en este proceso”, agregó.

El juez Casanello decidirá en las próximas horas el pedido de recusación presentado por “Corcho” Rodríguez y luego tendrá que expedirse sobre el escrito presentado por Delgado. El fiscal instruye la investigación por el presunto pago de sobornos en el que estaría involucrado el empresario que ya tendrá que declarar como acusado en agosto.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico