El Gobierno anunció ley de emergencia para desdolarizar las tarifas de gas y luz

El presidente anticipó que la conformación de un nuevo cuadro tarifario va a demandar meses, luego de casi dos años de tarifas congeladas.

En su discurso frente al Congreso el presidente Alberto Fernández anunció que enviará al Congreso una ley de emergencia para los servicios públicos regulados con el objetivo de “desdolarizar definitivamente” las tarifas de gas y electricidad y adecuarlas a una economía con “ingresos en pesos”.

Según el anuncio, la conformación de un nuevo cuadro tarifario —luego de casi dos años de precios congelados— va a demandar varios meses. El presidente señaló que el objetivo es que a partir del próximo año las tarifas de los servicios públicos estén vinculados al ingreso de la población. Pero no precisó si seguirán congeladas durante 2021.

En este sentido el presidente señaló que el objetivo es que a partir del próximo año las tarifas de los servicios públicos estén vinculados al ingreso de la población. Pero no precisó si seguirán congeladas durante 2021

Además durante toda su presentación, el presidente criticó los aumentos de los servicios durante el mandato de Macri. “Entre 2016 y 2019, el aumento de las tarifas de luz y gas se convirtió en un verdadero martirio para los argentinos. Las empresas productoras, transportadores y distribuidoras se llenaron los bolsillos de los accionistas sin que el Estado les exigiera un plan de inversiones para mejorar la calidad de los servicios”, señaló Fernández.

Y detalló que si se sigue en marcha con el sistema de revisión integral vigente —del Gobierno anterior— el gas debería haber aumentado 80% en octubre y debería aumentar 130% en abril. Por su parte, la electricidad debería aumentar 168% en abril próximo.

“Me comprometí a poner fin a este despropósito. Cuando asumí, ordené el congelamiento de las tarifas y ahora llega el momento de regularizar el sistema de tarifario que estuvo congelado todo este tiempo. Las tarifas deben corresponderse con las necesidades y capacidades de nuestra gente. El objetivo final es tener tarifas diferenciales según al capacidad patrimonial de quien recibe el servicio. Que los subsidios del Estado solo amparen a quien lo requiera”, concluyó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico