El histórico Nolberto Cifuentes dejará Gimnasia tras 45 años

Nolberto "Cifu" Cifuentes utilero de Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, que se convirtió en un personaje histórico del club con 45 años adentro de la institución, se jubilará el próximo 31 de enero por lo que le tendrán preparado una despedida a la altura de su historia.

Tras 45 años de servicio y trabajo incondicional en el club Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, el utilero Nolberto “Cifu” Cifuentes se jubilará para comenzar un merecido descanso después de tantos años en la institución. El próximo 31 de enero tendrá su último partido en el Socios Fundadores, donde recibirá una despedida que estará a la altura de su historia dentro del club “Mens Sana”.

El Patagónico en 2015 realizó una extensa nota en la que entre otras cosas recordaba su llegada a la ciudad: “vine por la invitación de un tío, con la esperanza de entrar a una empresa a trabajar, pero como no enviaban los papeles desde Chile, lo único que conseguía eran prorrogas en los permisos”.

Cabe recordar que Cifuentes nació un 23 de julio de 1934 en la localidad chilena de Valdivia y llegó a Comodoro Rivadavia en diciembre de 1973 luego del asesinato del presidente de ese país Salvador Allende: “arribé a Comodoro Rivadavia en diciembre del 73, una semana antes de año nuevo. Mi familia hizo lo propio a fines de ese año y a dos horas de que se termine la llegada del nuevo año”, recordaba hace cuatro años "Cifu" en una entrevista exclusiva con este medio.

El primer trabajo de Cifuentes fue en Gimnasia y Esgrima de Comodoro Rivadavia, el primero y último ya que luego de 45 años continúa en el puesto hasta el próximo 31 de enero: “siempre mi lugar dentro del vestuario fue el de escuchar y nada más. No era de divulgar nada. Y menos de alguien en particular”, aseguró "Cifu" sobre su rol dentro de los equipos.

El utilero histórico no solo de Gimnasia, si no que también de la Liga Nacional de Básquet aseguró en aquel momento sobre su trabajo y el reconocimiento “en el básquet, los jugadores van y vienen, por ahí están una temporada, meses o años. Pero lo bueno es que siempre te los cruzas y siempre te vienen a saludar. Eso es impagable. Hasta hace poco anduvo por acá (el club) Gabriel Cocha. Y nos acordábamos cuando fuimos los dos más votados para los reconocimientos públicos”.

VER NOTA COMPLETA

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico