El imputado por el abuso del bebé reconoció que lo tuvo a su cuidado pero alegó inocencia

Por pedido de su abogada defensora, el sospechoso de haber golpeado y ultrajado a un bebé de siete meses en una vivienda del barrio LU4 declaró ante la jueza Mariel Suárez, quien lleva adelante la causa. Según fuentes consultadas por este diario, A.E.O. reconoció que el 27 de marzo se hallaba en el departamento de la madre de la víctima y que cuidó a la criatura entre las 19 y las 21 de esa jornada, pero aseguró que no abusó del pequeño ni lo maltrató.

Por pedido de la defensora oficial Lilian Bórquez, A.E.O., el imputado por la agresión física y abuso sexual sufrido por un bebé, declaró el viernes ante la jueza penal Mariel Suárez, confirmaron fuentes consultadas por este diario.

El hombre, de quien El Patagónico mantiene en reserva su identidad para evitar entorpecer la investigación, está imputado como presunto autor de los delitos de lesiones graves, en concurso real con abuso sexual con acceso carnal agravado por haber sido cometido contra un menor de 18 años, agravado aprovechando la situación de convivencia.

A.E.O., quien se encuentra cumpliendo prisión preventiva desde el 30 de marzo, confirmó ante la jueza los dichos de los vecinos entrevistados por la Fiscalía respecto de que él permaneció en el departamento de la madre del bebé, en el barrio LU4, momentos antes y posteriores a que el bebé fuera hospitalizado con graves lesiones en su cuerpo.

Según la investigación del fiscal general Martín Cárcamo, el ataque se registró entre las 19 y las 21 del martes 27 de marzo, horario ya acreditado con pruebas y testimonios. La madre de la criatura se hallaba en esos momentos en la Universidad Nacional de la Patagonia San Juan Bosco y había dejado a su hijo al cuidado de A.E.O.

El individuo, de oficio artesano y malabarista, detalló que había residido en ese departamento de agosto a diciembre del año pasado junto a su hijo de 3 años. Agregó que después de irse por un tiempo de Comodoro Rivadavia, regresó al mismo departamento el 13 de marzo de este año.

En su extensa declaración ante la magistrada, reconoció haber cuidado al bebé cuando la madre tenía que cumplir con sus obligaciones o realizar trámites. Si bien se situó en el lugar de los hechos, A.E.O. manifestó su inocencia respecto a la golpiza y el ultraje sufrido por el pequeño.

GOLPEADO HORAS ANTES DE SU HOSPITALIZACION

El hombre sostuvo que no golpeó ni abuso a la víctima. Como contraposición, los médicos entrevistados por los representantes fiscales manifestaron que los golpes que sufrió la criatura se produjeron horas antes de que ingresara a la guardia médica.

Hay que recordar que esa noche del 27 de marzo la madre concurrió con el bebé a dos clínicas privadas y debido a la gravedad de las heridas, la víctima fue internada en la unidad de terapia intensiva Infantil del Hospital Regional.

Los médicos certificaron que el niño tenía parálisis facial a raíz de una fractura de cráneo y una contusión cerebral. Presentó edema pulmonar y tenía una costilla con múltiples fracturas. Asimismo, confirmaron que había sufrido abuso sexual ya que le habían introducido un objeto sin filo que le provocó lesiones anales.

El fiscal espera ahora los informes finales del Cuerpo Médico Forense, además de la producción de otras pericias en trámite.

Mientras tanto, A.E.O. cumplirá prisión preventiva hasta fines de mayo cuando la jueza deberá revisar su situación procesal, aunque no se descarta que después de haber prestado declaración su defensa solicite una audiencia de revisión para pedir medidas sustitutivas.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico