"Él me dijo que piense en la familia, que fue el error de su vida"

Wanda Nara le contó todos los detalles del escándalo que protagonizaron junto a Wanda Icardi y Eugenia Suárez en una entrevista exclusiva a Susana Giménez.

“Buenas noches a todos”, saludó Susana con la Torre Eiffel de fondo. La postal más representativa de la noche parisina y la nota más buscada por el periodismo de espectáculos en el último mes. “Yo quería hablar con vos”, dijo Wanda Nara luego de entrar en el cuadro. “Ahora empieza el Wanda Gate”, anunció Susana, más cómodas en el hotel, sentadas en sillones, siempre con el emblema de la ciudad luz detrás.

“Cómo empezó esto?¿Vos le viste el teléfono a Mauro?”, preguntó Susana sobre el inicio de la crisis. “Estábamos en un campo, estaban las nenas andando a caballo y busqué una foto en el teléfono. Ahí vi pantallazos de un chat con una mujer muy famosa que ya saben”, señaló en referencia a la China, a quien nunca mencionó.

Es obvio que se empiezan a generar un montón de versiones, a veces cuando no querés hablar empiezan a inventar. Es lógico”, señaló comprensiva. “Es el precio que una paga por ser famosa”, interpretó Susana. “Es la culpa que pago por ser impulsiva”, reconoció Wanda: “Lo primero que se me vino a la cabeza fue poner una historia”, señaló en referencia a “Otra familia que te cargaste por zorra”, la frase que empezó todo en la tarde del sábado 16 de octubre.

“Ellos tienen que saber que cualquier mujer se moriría por estar en el lugar. Yo conozco las partes buenas y las partes malas, la vida real no es lo que una muestra en Instagram, cuando estamos tristes no lo mostramos”, analizó la empresaria, antes de recibir la frase de Susana.

“Vos eras amiga de la China”, afirmó Susana, aunque Wanda marcó un límite. “No era amiga, tenía buena relación cordial. Mi enojo fue una mirada machista, de echarle la culpa a la mujer. Después tomé distancia, y admiro que una mujer pueda ser libre. Yo soy una mujer chapada a la antigua: para mí un mensajito es divorcio”, reconoció, y se imaginó en la situación opuesta. “Los mensajes no los hubiera escrito y no me gustó que no me hayan contado del otro lado”; respondió sin dar demasiados detalles. “Nunca tuvimos problemas de este tipo, te lo puedo jurar por mis cinco hijos. Cuando vi el mensaje, agarré mis cinco hijos y en el primer avión me fui a Italia. Y él se vino en el avión atrás mío”, afirmó.

“Él me dijo que piense en la familia, que fue el error de su vida. Nosotros nos contábamos cualquier cosita”, reveló la empresaria.” Él no parece ser un tipo mujeriego”, intuyó Susana. “A cualquiera le puede pasar, lo importante de esto es que pudimos poner un stop a la relación. Plantearnos seguir o no seguir”, reconoció Wanda. “Él te dijo que dejaba el fútbol”, apuntó Susana. “Hay que ver si lo hubiera hecho”, replicó Wanda.

“¿Se vieron la China y Mauro?”, preguntó Susana de repente. “Vos decís siempre la verdad”, agregó casi como para justificarse. “Confiamos los dos ciegamente en todo, pongo las manos en el fuego por él y sentí que hubo un quiebre. Después me dijo que hubo un encuentro y que no pasó nada”, añadió.

Hacia el final del adelanto que se vio por Telefe, Mauro Icardi hizo su ingreso al estudio. Abrazó a la conductora y le dio un beso a su esposa. “Yo no estoy arreglado, vine así nomás”, se justificó por su look informal en contrapunto con la elegancia que mostraban las dos mujeres. “Pensé que quería cobrar por estar acá”, se sorprendió Wanda, que le regaló a la diva parte de su línea de cosméticos en una enorme caja roja de un corazón, y dejando en ese gesto una metáfora del continuará.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico