El municipio debe presentar el listado de obras a financiar con el endeudamiento

En una sesión ordinaria que se desarrolló el jueves y que se extendió hasta la noche, el Concejo Deliberante de Comodoro Rivadavia aprobó por ocho votos a favor y cuatro en contra la autorización al Poder Ejecutivo para tomar un bono de hasta 50 millones de dólares para el destino único de obra pública, a saldar en un plazo de cinco años y con el requisito ineludible de presentar el listado de obras en un plazo no superior a 30 días.

Después de varias semanas de debate, consultas y búsqueda de datos, el Concejo Deliberante modificó casi por completo el proyecto de endeudamiento enviado por el Poder Ejecutivo y que incluía la toma de un préstamo no solo para la realización de obras públicas, sino también para el pago de deudas contraídas por la comuna.

Finalmente el cuerpo legislativo aprobó por ocho votos a favor y cuatro en contra la autorización al Ejecutivo para tomar ese bono por hasta 50 millones de dólares, pero para el destino único de obra pública.

La sesión comenzó pasadas las 18:30 del jueves, tras una jornada de intenso debate para concluir el proyecto que finalmente fue tratado por el cuerpo y aprobado por mayoría, con los siete votos del PJ y el restante del concejal de Chubut Somos Todos, Ricardo Gaitán.

Los tres concejales de Cambiemos y Norma Contreras del interbloque Integración ChST se manifestaron en contra por diversos motivos, aunque reconocieron el trabajo y el debate de todos los ediles y el esfuerzo por modificar un proyecto para “brindar la mejor herramienta posible”.

El proyecto cuenta con once artículos en donde consta la autorización con ciertas previsiones: un plazo de cinco años; destino único del dinero para obra pública; entrega de listado de obras en un plazo de 30 días; facultad de la comisión N°6 del Concejo y al Tribunal de Cuentas como contralores de cada etapa administrativa y ejecutiva; garantía de pago con prelación (orden de prioridades): regalías petroleras, convenio con Pan American Energy, ingresos de coparticipación federal y/o provincial de impuestos, y por último las rentas generales del municipio; remitir información al Concejo Deliberante de cada paso en la tramitación; y se especifica que el Banco del Chubut puede ser tomador de deuda.

“ESTE NO SERA UN

CHEQUE EN BLANCO”

Fue el presidente del bloque PJ, Guillermo Almirón quien luego de solicitar que se lea el proyecto de manera detenida y artículo por artículo, argumentó durante más de una hora el proyecto, describiendo el trabajo realizado; las modificaciones efectuadas; los antecedentes de endeudamiento previos y sus respectivas comparaciones con los bonos provinciales y nacionales; y las previsiones tomadas en cada uno de los puntos para contrariar a quienes manifestaban la intención como “un cheque en blanco para el municipio”.

“Somos absolutamente conscientes de la responsabilidad de este tema. De qué estamos votando y cómo lo estamos votando. Tomamos todas las previsiones posibles, comparamos con otros instrumentos a nivel provincial y nacional. Hay que poner todo en una perspectiva porque es algo que compromete las cuentas públicas de Comodoro. Fueron muchas horas de debate, pedidos de asesoramiento, material documental. Y también a los bloques de la oposición, que sin acompañar inclusive han aportado a esta discusión. No se quedaron al margen por más que no acompañen y eso hay que destacarlo”, planteó el edil y resaltó el trabajo efectuado por todo el cuerpo legislativo independientemente de la postura frente al proyecto.

Respecto al escrito original, aclaró: “el proyecto que trabajamos es diametralmente opuesto al que vino del Ejecutivo pero respeta el espíritu. Tiene tres elementos importantes: la legal, la pieza legislativa, un componente económico por los compromisos que asume el municipio y sobre todo las previsiones hacia el futuro”, especificó.

En la línea del oficialismo, Nicolás Caridi (FpV) aportó los detalles legales que fueron revisados y constatados en el proyecto modificado. “Estamos discutiendo cuestiones política y no técnicas o jurídicas porque todas estas cuestiones las planteamos y revisamos. Cumplimos con lo que manda la Constitución de Chubut en referencia a los montos de endeudamiento, con lo cual entra dentro de las cuestiones no judiciables. Estamos facultados dentro de las normas para hacerlo. Esto es para llevar claridad porque parece que se cuestiona la transparencia porque no hay un listado de obras. La realidad es que la colocación de un bono lleva tiempo y le estamos dando la posibilidad de que comiencen los trámites administrativos, mientras discutimos entre todos las obras”, indicó.

ARGUMENTOS DE RECHAZO

La concejal de Integración Chubut Somos Todos, Norma Contreras, fue la primera en adelantar su voto negativo. “Empecé con la lógica de una persona común, alguien que quiere un emprendimiento primero tiene que elegir el proyecto y después buscar la plata. La sensación es que esto es al revés y lo va a pagar otro gobierno. No hay proyectos. Si hubiera proyectos me hubiese dado otra sensación”, cuestionó.

Asimismo, advirtió: “si mantenemos que el municipio tiene equilibrio de recursos y estabilidad económica, plazos fijos, ¿por qué comprometer todo eso y endeudarse? Y menos cuando lo va a pagar otro. Sostengo que no es conveniente incurrir en este endeudamiento”.

Desde la bancada de Cambiemos, el presidente Pablo Martínez expresó: “es una forma de gobernar con la que no coincidimos: primero hay que tener un proyecto o plan de obras públicas y no lo vemos. Debo reconocer que del proyecto que vino que consideramos era intratable a este que fue muy trabajado, hay grandes diferencias”.

Sin embargo se manifestó en contra de que “se pone de garantía los recursos de rentas generales”. Además, consideró que la situación crítica de la provincia no motiva la necesidad del municipio de encarar obras propias, sino que en su opinión la municipalidad deberá estar preparada para atender otras cuestiones: “No digo que no se pueda generar un plan de obra pública, pero creo que el municipio deberá aplicar gran parte de su presupuesto a la cuestión social porque la provincia va a estar ausente, no es un tema menor”, opinó.

Finalizados los argumentos, el concejal Almirón solicitó leer nuevamente el artículo que supedita la autorización a la presentación del listado de obras, para que no queden dudas. Y se mocionó para que la votación sea nominal, aprobándose el proyecto por ocho votos a favor -Guillermo Almirón, Beatriz Neira, Adriana Casanovas, Sirley García, Maximiliano Sampaoli, Mario Soto, Nicolás Caridi (PJ) y Ricardo Gaitán (ChST)- contra cuatro negativos en las manos de Cristina Cejas, Pablo Martínez y José Gaspar (UCR Cambiemos) y Norma Contreras (Integración ChST).

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico