El simulacro de escrutinio dejó más dudas que certezas

Los partidos políticos participaron por primera vez del testeo realizado por el Gobierno y señalaron que mantienen interrogantes sobre el sistema de transmisión electrónica de telegramas. Desde el Poder Ejecutivo consideraron que fue exitoso.

El Gobierno realizó este sábado el tercer simulacro de escrutinio provisorio con el sistema de transmisión electrónica de telegramas diseñado por la firma venezolana Smartmatic. Es el que se usará en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) del 11 de agosto, en apenas tres semanas. Durante la prueba, por primera vez, estuvieron presentes las agrupaciones políticas que competirán en las elecciones, cuyos apoderados y dirigentes vienen señalando hace varios meses irregularidades y falta de transparencia en el procedimiento. “Nos quedamos con más dudas que certezas”, sentenció el apoderado de la alianza Consenso Federal, Daniel Pires, tras participar de la simulación.

EXPLICACION

Pasadas las 9:30, el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez, se paró delante de un pizarrón de la escuela 5 de Barracas -a pocas cuadras de la sede central del Correo Argentino- y comenzó a explicar las supuestas bondades del nuevo sistema de escrutinio provisorio que se implementará, en todo el país, durante este año.

“Estamos cambiando el sistema de transmisión. Enviar los telegramas digitalizados desde las escuelas evita el traslado a una oficina física del Correo y eso nos adelanta los tiempos para poder publicar los resultados”, inició Pérez. Los objetivos de este cambio -continuó el funcionario- son “fortalecer la transparencia, agilizar el proceso y homogeneizar la carga de resultados”.

“A lo primero a lo que apuntamos es a que todos los partidos políticos puedan ver y auditar la transmisión de los telegramas desde cada establecimiento de votación”, sostuvo, con una proyección de fondo que mostraba algunos números oficiales: 11.041 establecimientos, entre escuelas y otras dependencias públicas, con conectividad -sobre un total de casi 15 mil-, desde donde se transmitirán los telegramas escaneados; 1.130 sucursales digitales que estarán disponibles para las más de 4 mil escuelas sin conectividad y “para contingencias”. “Realmente hemos hecho un esfuerzo y un trabajo conjunto con el Correo para mejorar mucho la transmisión, para darle más transparencia y más agilidad”, lanzó Pérez.

SIN RESPUESTAS

Sin embargo, el discurso oficial empezó a agrietarse cuando el funcionario fue consultado sobre la seguridad de los programas desarrollados por Smartmatic y sobre el plazo vencido de 30 días para que se entreguen sus códigos fuente a las agrupaciones políticas, establecido en la acordada 3/2017.

“Nosotros no teníamos que entregar nada, pero lo que sí vamos a hacer es entregar los software del provisorio y el de transmisión a la Cámara Nacional Electoral”, ensayó Pérez, al tiempo que deslizó que “30 días antes no, porque obviamente lo estamos cambiando, modificando y corrigiendo porque es nuevo”.

“Nuestro trabajo termina entregando el software final a la Justicia, que determinará lo que tenga que determinar, como se hizo siempre”, apuntó, sin responder qué pasará si los fiscales informáticos de los partidos encuentran errores en esa versión final del programa.

DESCONFIANZA

“No es para nada confiable”, se quejó Pires en diálogo con Página/12, luego de presenciar el simulacro. El apoderado del espacio que impulsa la candidatura presidencial de Roberto Lavagna contó que no pudo ver el telegrama enviado por su fiscal desde una de las tres escuelas que se habilitaron en Capital Federal, a sólo ocho cuadras de la sede central del Correo Argentino donde él se encontraba.

“El telegrama llegó pero no podíamos verlo. Ahí empezamos a hacer ciertas preguntas y vino un técnico de SmartMatic a dar la explicación y realmente nos espantamos porque convirtió el archivo a formato pdf, que puede ser fácilmente manipulado", agregó Pires, y sentenció: “Nos dicen que ese no va a ser el software definitivo, no nos queda claro cómo lo van a terminar; a dos semanas de las Primarias nos dicen que todavía están evaluando cuál va a ser el método de contingencia. Lo que cada partido debería hacer es fortalecer su sistema de control y tener un centro de cómputos propio para procesar lo que nos vaya llegando desde la militancia y lo que ellos nos manden para poder seguir los resultados".

Tras la presentación de Pérez y una muestra de transmisión de un telegrama por parte de dos empleados del Correo Argentino, el simulacro continuó en el Correo Argentino, en Brandsen 2070. Allí, el director de Servicios Electorales de Correo Argentino, Adrián González, y el responsable tecnológico de la empresa postal, Omar Pardo, insistieron con las presuntas ventajas de mecanismo, aunque nuevamente omitieron dar precisiones sobre la seguridad informática del proceso.

"El operador no va a tener que preocuparse por la seguridad porque eso ya está resuelto con las distintas capas de seguridad que se van a ejecutar de forma centralizada", titubeó Pardo, y agregó: "Eso ya se explicó a los partidos y tenemos una empresa que ha certificado los procesos, pero no sé si estoy autorizado a decir cuál es, por un tema de seguridad justamente".

"El Gobierno sigue contribuyendo a la falta de confianza y, faltando tan poco tiempo pata la elección, eso es muy riesgoso", dijo Alejandro "Topo" Rodríguez. El candidato a diputado nacional por Consenso Federal adelantó, además, que su espacio realizará una evaluación política y hará nuevas presentaciones formales durante la semana.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico