En Comodoro marcharon en rechazo a la modificación de la ley de Salud Mental

Medio centenar de personas se movilizó ayer para pedir que el presidente Mauricio Macri no firme el decreto que modificaría la ley de Salud Mental. Señalaron que la reforma anula el pago de terapeutas y otras coberturas para los pacientes que padecen diferentes trastornos de salud.

La eliminación de la atención y cobertura al 80% de las obras sociales en casos de autismo, síndrome de down y otros trastornos, como también las prestaciones de terapeutas, masajistas y musicoterapeutas, son algunas de las cuestiones que se verían afectadas por la modificación de la ley de Salud Mental.

La propuesta es impulsada por el Gobierno nacional y tiene que ser ratificada por el presidente Mauricio Macri. Es por eso que padres y terapeutas de niños y adolescentes con distintos trastornos de salud se movilizaron ayer en Comodoro Rivadavia para que no se apruebe este decreto.

La convocatoria comenzó a las 16:30 en la plaza de la Escuela 83 para luego comenzar a marchar por la calle San Martín hasta Güemes y continuar por Rivadavia para volver al espacio público.

Durante la movilización, se exhibieron carteles en contra de la reforma de la ley de Salud Mental y globos azules que identificaban el color de la Fundación TEA Padres, que colabora con padres de niños que presentan autismo.

Los manifestantes caminaron por las calles céntricas aplaudiendo como reclamo a la iniciativa que impulsa el Gobierno nacional. “Es un aberración lo que quieren hacer porque se volvería, por lo menos, 25 años atrás donde miles de padres tuvieron que luchar para que sus hijos tengan un tratamiento como corresponde”, sostuvo Anabella Chiarotto, una de las voceras de la movilización.

Chiarotto y el grupo de padres temen que se vuelvan a instalar los manicomios a cargo de psiquiatras, pero que serán llamados de otra manera. “Allí se los aislaba a los enfermos y así estaríamos pasando por encima de los derechos adquiridos de los niños. Es un retroceso terrible para la sociedad y para lo que es la Ley de Salud Mental”, sostuvo.

“Acá no se tiene en cuenta que el contexto social económico que estamos viviendo porque muchos de los padres de niños con diferentes trastornos se han quedado sin trabajo. Algunos siguen pagando la obra social para que su hijo no se quede sin la obra social”, aseguró la vocera.

“Lo único que pedimos es que se tome conciencia sobre lo que se está impulsando porque hay muchísima gente que no llega a fin de mes o que se ha endeudado hasta lo que no tiene para que su hijo pueda tener una buena calidad de vida. Si se va firmar este decreto entonces quiere decir que tenemos que volver 25 años al pasado”, lamentó.

Otra de las posibles consecuencias que despierta temor en la comunidad es que se generen inconvenientes con las pensiones por discapacidad. “Supuestamente el Gobierno nacional dio marcha atrás con este la quita de pensiones, pero no es así. Hay una gran cantidad de comodorenses que se han quedado sin su pensión y nadie hace nada”, cuestionó Chiarotto.

En este marco, los manifestantes desearon que sea una señal de alerta para el presidente Mauricio Macri porque “a nadie le gusta salir a la calle para pelear porque le quieren quitar los derechos a sus hijos”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico