Estiman que dos comodorenses por día son estafados

Las estafas o ciberdelitos aumentaron en las últimas semanas. En una sola comisaría se recepcionaron siete denuncias en solo seis días. Las distintas modalidades, especialmente la compra de elementos a través de las redes sociales, están a la orden del día. Insisten en no adquirir productos por esas vías virtuales. 

Los delitos de estafas cometidos mediante la utilización de las redes sociales u otros medios virtuales crecieron durante el inicio de la pandemia por Covid-19. En esos tiempos de encierro los delincuentes se las ingeniaron para engañar a sus víctimas con argumentos como el IFE o el cambio de billetes por la crisis económica que agudizó el coronavirus.

En forma paralela, muchos habitantes comenzaron a utilizar las redes sociales para la compra-venta de distintos elementos, sin conocer quién estaba del otro lado de la pantalla. Por ejemplo, el Marketplace de Facebook es una de las opciones más recurridas por muchos usuarios en la ciudad, aunque los engaños bancarios le siguen muy de cerca.

Los ciberdelitos mediante el WhatsApp e Instagram se suman a las distintas modalidades de engaños para sacarle dinero “fácil” a la gente. De acuerdo a la información oficial a la que accedió El Patagónico, se registraron numerosas denuncias por estafas virtuales en la última semana en las comisarías Primera, Segunda, Tercera, Quinta, Séptima, Laprida, Kilómetro 8 y Rada Tilly.

Solamente la Seccional Tercera registró en los últimos seis días siete denuncias por estafa. En los engaños mediante WhatsApp, el estafador primero robó los datos del usuario y accedió a todos sus contactos. Después, con un número nuevo, inventó el ardid de que lo tenían que operar y para recaudar el dinero necesitaba vender dólares: más de una víctima le efectuó una transferencia bancaria por determinada suma de dinero para comprar divisas estadounidenses.

También en la comisaría del barrio Industrial se recepcionaron denuncias por estafas en las que la víctima recibió un correo electrónico del banco para el cambio de claves. Luego los llaman telefónicamente y les piden la clave Token para acceder a su cuenta bancaria y robarles dinero.

Esa modalidad también se cumplió con un cliente del banco Galicia. El estafador ingresó a la cuenta bancaria del damnificado por Mercado Pago y retiró una importante suma de dinero. En otro caso, el estafador dijo ser empleado de Tarjeta Naranja y simuló ofrecer un préstamo por $290.000, con lo que accedió a los datos del denunciante y a su cuenta bancaria.

En la Seccional Primera este lunes se recibió una denuncia por una estafa donde el contacto entre las partes fue por Instagram. La víctima iba a adquirir zapatillas deportivas por un valor de $46.000. Realizó la transferencia bancaria y el supuesto vendedor nunca cumplió con el trato virtual.

Otra modalidad del delito, ocurrida en las últimas horas en jurisdicción de la Seccional Séptima, fue la sextorsión. Un hombre se contactó con una mujer que vendía contenido sexual. El damnificado envió fotografías suyas y después lo extorsionaron por una cantidad de dinero.

Según los investigadores policiales, se registran dos denuncias por estafas por día, lo que preocupa. Durante el año ya se desbarataron bandas dedicadas a esos delitos, pero el engaño crece al mismo tiempo que muchos habitantes realizan compras y ventas online en sitios o espacios no oficiales.

Desde la División de Investigaciones recomendaron una vez más a la población comodorense y radatilense no realizar compras por las redes sociales. Ni mucho menos brindar a nadie la clave Token de la cuenta bancaria. Mientras, en los casos de robo de información o contactos telefónicos, sugirieron a los usuarios desinstalar WhatsApp y volverlo a instalar para cambiar todas las claves de esa red social.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico