Estudiante argentina murió en un incendio que podría ser un crimen

Camila Behrensen, de 24 años, fue hallada sin vida junto a su compañero de estudios y amigo, de nacionalidad chilena, Pablo Guzmán Palma (25). La tragedia ocurrió en un departamento de Kansas.

El llamado por un incendio en un departamento de la ciudad de Kansas, en los Estados Unidos, el sábado pasado alertó a los bomberos. Una vez que sofocaron las llamas, en el interior de la vivienda hallaron los cuerpos de dos jóvenes. En las últimas horas, ambos fueron identificados: se trata de una científica y estudiante argentina de 24 años y de su compañero de nacionalidad chilena, de 25.

Según informaron los medios locales KSHB y The Kansas City Star, Camila Behrensen, oriunda de Buenos Aires; y Pablo Guzmán Palma, nacido en Santiago, eran estudiantes de posgrado predoctorales en el Instituto Stowers de Investigación Médica en Kansas.

Ambos fueron hallados sin vida tras un incendio en un departamento, luego de que un vecino el sábado pasado a la madrugada alertara a los bomberos sobre las llamas en una unidad de un complejo ubicado en Oak Street al 4.100, según los medios locales.

También detallaron los portales de noticias de Kansas que, tras el hallazgo de los cuerpos, los bomberos llamaron a la Policía de Kansas para que investigue si se trató de un doble homicidio. Según el portal La Nación de Chile, desde la Policía de Kansas no se han revelado las causas de las muertes de ambos estudiantes, como tampoco la causa del incendio.

A su vez, los investigadores de Homicidios del departamento de Policía de Kansas, en base a la agencia de noticias Télam, solicitaron públicamente a los vecinos de la zona que aporten imágenes de cámaras de seguridad en procura de obtener datos sobre lo ocurrido y ofrecieron una recompensa de 25 mil dólares para quienes aporten información que permitan detener a los responsables.

PASION POR EL CONOCIMIENTO

Desde el Instituto Stowers, donde estudiaban las víctimas, se emitió el lunes un comunicado: “Estamos devastados por las trágicas muertes de estos estudiantes. Estos investigadores eran miembros de nuestra generación 2020 y enérgicos miembros de nuestra comunidad del Instituto Stowers. Nuestras más profundas condolencias están con sus familias en este momento difícil”.

Además, según el portal chileno, desde el Instituto destacaron que Camila Behrensen tenía una licenciatura en Ciencias de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE) y pasó dos años estudiando los cambios metabólicos en la mosca de la fruta. Esa investigación le permitió ser coautora de un artículo publicado en Scientific Reports. También explicaron que la víctima “soñaba con obtener su título de postdoctorado y liderar un equipo de investigación formando su propio laboratorio”.

En el perfil de Camila que aparece en la página del Instituto Stowers relatan que “podría agradecer a Isaac Asimov por su amor por la ciencia”. Y cuentan que, al crecer, ese “era su autor favorito, en parte debido a cómo podía explicar conceptos complicados de manera que todos pudieran entender”.

Allegados a la familia de Camila, informaron a Infobae que su padre, Ernesto Behrensen, ex jefe periodístico de la agencia DyN, estaba viajando hacia los EE.UU.

En tanto, desde el Instituto Stowers, destacaron que el chileno Guzmán Palma obtuvo su título de bachiller en Ciencias y posgrado en Bioquímica en la Pontificia Universidad Católica de Chile: “Su primer proyecto de investigación se centró en la regeneración de la médula espinal. Su anhelo era continuar sus estudios centrándose en cómo las células interpretan e integran varios tipos de señales durante el desarrollo y, posiblemente, comenzar su propio laboratorio después de completar su doctorado”.

En el perfil de la víctima que figura en el portal de la casa de estudios de Kansas se lee que Guzmán Palma “pensó que quería ser astrónomo, hasta que aprendió a usar un microscopio en la escuela secundaria, donde mirar muestras recolectadas del jardín cambió la trayectoria de su vida”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico