Evo Morales aterrizó en México como asilado político

Durante el trayecto, el presidente depuesto de Bolivia tuvo que enfrentarse a toda una serie de problemas legales para sobrevolar el espacio aéreo de varios países.

El avión del presidente depuesto, Evo Morales, aterrizó este martes en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, de la capital mexicana, luego de que el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador le ha ofrecido asilo político por "razones humanitarias" tras el golpe de Estado en Bolivia.

El avión aterrizó a las 11:09 horas, tiempo de la Ciudad de México, tras hacer una escala en Perú.

LOS SI Y LOS NO QUE DEBIO ENFRENTAR EVO

El avión de la Fuerza Aérea Mexicana en el que viaja Evo Morales despegó en las primeras horas de hoy del aeropuerto internacional de Asunción, Paraguay, con destino a México, país que le ofreció asilo político.

Durante la conferencia de prensa del presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional, el canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo que por el momento no se revelará el lugar donde Evo Morales tendrá su residencia en México por cuestiones de seguridad.

Precisó que será el exmandatario boliviano quien tendrá que dar su versión de los hechos, pues no le corresponde a México dar las razones de su decisión.

El canciller mexicano detalló todos los problemas que sufrió el vuelo que traslada a Morales desde Bolivia a nuestro país, los cuales calificó como “un periplo”.

Marcelo Ebrard continuó con el relato: “Ahí en Lima, esperar varias horas para poder conseguir la autorización que finalmente con la valiosa intervención de nuestra Embajadora del subsecretario de América Latina y del de la voz , finalmente el comando de la Fuerza Aérea fue el que otorgó el permiso para que pudiéramos ir, lo cual dice también quién tiene el poder ahorita en Bolivia. Entonces pasó la aeronave, llegó al aeropuerto en donde estaba esperándonos Evo Morales y la ruta que teníamos para retornar era la misma: regresar por Lima, después sale a aguas internacionales y de ahí hasta México. Pero ya casi por salir alrededor de las 7:30 de la noche (hora de México) el gobierno del Perú por vía de su canciller, me comunicó que por valoraciones políticas se suspendía ese permiso para bajar en Lima a recargar combustible y retornar a México”.

“Entonces eso fue muy difícil, muy tenso porque en el aeropuerto donde estaba Evo Morales en ese momento, ya había una situación difícil por dos razones: porque los seguidores o simpatizantes de él estaban en torno al aeropuerto y al interior del aeropuerto había elementos de las Fuerzas Armadas de Bolivia. Entonces fue un periodo de los de mayor tensión para nosotros. Finalmente hubo que conseguir una ruta, un Plan B, pero en lo que conseguíamos ese plan B se pudo haber dado una situación muy difícil en el propio aeropuerto ya estando Evo Morales a bordo de la aeronave de la Fuerza Aérea de México. Fue el peor momento”.

“Hablamos con Paraguay. Yo establecí contacto con el canciller que amablemente me atendió. Nos ayudó mucho el presidente electo de Argentina, Alberto Fernández, le agradezco profundamente su apoyo y su gentileza porque él habló con el presidente de Paraguay también por su lado y el canciller me dijo ‘no tenemos inconveniente de que vengan ustedes a la Asunción y aquí recarguen ustedes combustible y permanezcan ustedes las horas que sean necesarias en lo que ustedes hacen su tramite de autorización de espacio aéreo porque entendemos la circunstancia en la que están, puede convertirse en una tragedia’”, relató.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico