Fisicoculturista murió después de asistir a una fiesta electrónica

Andrés Rodríguez Bonazzi tenía 36 años y había viajado desde Salta para asistir al evento. También era profesor de educación física y jugaba al rugby.

Pocos días después de que se conociera el fallecimiento de una nutricionista en Mar del Plata, un caso similar conmueve a la provincia de Tucumán, donde un fisicoculturista de 36 años murió tras asistir a una fiesta electrónica.

Andrés Rodríguez Bonazzi era oriundo de Salta y había viajado a Tucumán el viernes para asistir a un evento de música electrónica que realizaba en el Club Central Córdoba. Tras la fiesta, se descompensó y fue trasladado de urgencia a un hospital. Sin embargo, el martes se confirmó su fallecimiento.

La autopsia reveló que Rodríguez Bonazzi falleció por una infección pulmonar, pero la fiscalía a cargo de Ignacio López Bustos solicitó que se realizaran más pericias para descartar o confirmar la hipótesis de una posible intoxicación con éxtasis.

Al igual que sucedió con el caso de Florencia Yturrioz, Andrés llevaba una vida saludable y llena de ejercicio: tal como compartía en sus redes sociales, era profesor de Educación Física, personal trainer, jugaba al rugby en el club Universitario de Salta y fue campeón de fisicoculturismo.

El presidente del club de rugby, Orlando Domínguez, detalló a La Gaceta que Rodríguez Bonazzi sufrió una pancreatitis aguda mientras dormía. “Esto es lo que se decía aquí y que a raíz de eso tuvo complicaciones y sufrió un paro respiratorio”, indicó.

“Aparentemente, estaba muy bien de salud. Era un chico sano, comía bien, era profesor de Educación Física y deportista. Estamos conmocionados, nadie se esperaba algo parecido”, expresó Domínguez.

“Veo muy difícil la posibilidad de que voluntariamente él haya ingerido algo extraño. Reitero que era un tipo muy sano, no se lo veía ni tomar alcohol, hasta se cuidaba de lo que comía porque incluso hacía fisicoculturismo”, agregó Domínguez, según Informate Salta.

En tanto, Rubén Urueña, presidente del club Central Córdoba, donde se realizó la fiesta, expresó su pesar a la familia del salteño y aclaró que el club fue había sido alquilado para la fiesta electrónica: “Es terrible la muerte de este chico, leí las hipótesis que se manejan, pero en realidad no tengo conocimiento de qué pudo pasar. Sí tengo que aclarar algo: no hay forma de que el club venda algo así, más allá de que haya sido un evento tercerizado, no permitiríamos la venta de algo ilegal”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico