Golpeó salvajemente a su novia y quedó todo filmado

Las imágenes son terribles y el caso ya tomó relevancia internacional. Se lo ve a Paul Bashi, un fisicoculturista de 35 años agrediendo de forma despiadada a su novia. Gracias a las filmaciones el hombre quedó detenido, la mujer había quedado en coma y cuando salió se echó la culpa. IMÁGENES SENSIBLES.

Paul Bashi, un fisicoculturista de 35 años de Michigan (Estados Unidos), fue arrestado el mes pasado por la policía tras el brutal ataque a su novia Kristina Perry, de 22 años de edad.

Fue una golpiza salvaje, que dejó a la joven en coma, y que podría no haber tenido consecuencias judiciales de no ser por el video que quedó registrado en las cámaras de seguridad de su propia casa y que este jueves 27 de septiembre se difundió públicamente.

El video es una pieza fundamental de la causa ya que Kristina estuvo al borde de la muerte y, tras varios días internada en coma, logró recuperarse pero no quiso que Bashi fuera a la cárcel. Se presentó como testigo en el juicio y pidió que levantaran los cargos contra su violento novio.

"Ella le dijo al juez que quería al defendido fuera de la cárcel y que lo que pasó fue por su culpa", contó Eric Smith, uno de los fiscales, que explicó que esto es algo que ocurre muy seguido en los casos de violencia de género. "Nuestra oficina trata unos 2.500 casos de violencia de género por año, y en un 60 por ciento las víctimas cambian su versión o simplemente no se presentan a la corte", señaló el fiscal.

Las imágenes son muy crudas ya que se ve a Bashi golpeando a Perry sin piedad desde que ella llega a la casa. Le pega piñas, patadas y luego comienza a buscar cosas por la casa para revoleárselas. Alarmados por los ruidos, los vecinos llamaron a la policía y se acercaron a la casa. Tras 40 minutos de tortura, Bashi escapó en su auto a toda velocidad.

"Ella estaba tirada en el suelo. No peleó, no se defendió, no se movió", sostuvo Pam Mclean, investigadora del caso, sobre la víctima de este brutal ataque que de inmediato fue trasladada a un hospital donde pasó varios días internada.

El video es una prueba fundamental en la causa para incriminar a Bashi, que el mes pasado fue detenido y trasladado a prisión de manera preventiva hasta que termine el juicio. Si desea salir y esperar la definición de la justicia en libertad, tendrá que pagar una fianza de 5 millones de dólares.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico