La Policía nunca recibió orden para intervenir sobre la ruta

Ricardo Cerda, jefe de la Unidad Regional de Comodoro, aseguró que en ningún momento recibieron "directivas" para intervenir en las rutas 3 y 26 durante la madrugada del miércoles. El jefe policial confirmó que la Justicia tiene elementos necesarios para identificar a los violentos a través los videos y fotos que se viralizaron en las redes sociales.

Después de que el miércoles por la madrugada un grupo de personas con rostros cubiertos golpeara e insultara a los estatales que estaban en el cruce de las rutas 3 y 26, la Policía recibió numerosas críticas por no haber intervenido. Incluso se denunció que “liberaron la zona”.

Las víctimas aseguraron que no había resguardo policial y que la luz fue cortada para que no se pudiera visualizar en los registros las fisonomías de los encapuchados que irrumpieron a las 3 de la mañana y que además golpearon a un periodista de El Patagónico.

Este jueves Ricardo Cerda, jefe de la Unidad Regional de Comodoro Rivadavia, admitió que sobre él “recayó la responsabilidad de convocar a todos los grupos de la ciudad, más personal convencional” en la noche del martes y ante la viralización de audios de gente que se convocaba para ir a desalojar el piquete que impedía el acceso al yacimiento de Cerro Dragón.

Cerda agregó que a la hora en que se desencadenaron los hechos tenía “reunido el recurso” y aclaró: “permanecimos en un lugar a la espera de mayores directivas”.

“Estábamos (reunidos) en ese lugar cuando comenzamos a ver que ya se estaban subiendo a redes sociales los videos que registraban los disturbios en la rotonda de 3 y 26”, dijo Cerda, acotando que “nosotros nunca nos movilizamos a ese lugar porque nunca recibimos las directivas”. El depende en forma directa del jefe de Policía de Chubut, Miguel Gómez, quien a su vez depende de la ministra de Gobierno, Mariana Vega. Esta última responde al jefe de Gabinete, Federico Massoni, quien por esas aciagas horas se hallaba en cercanías del cruce de las rutas 3 y 26.

Pero Cerda fue taxativo: “nunca recibimos directivas para ir a desalojar específicamente”. Lo dijo en La 100.1

MAS DE 10 DENUNCIAS

Cerda indicó que desde el momento posterior a la agresión se recibieron más de diez denuncias. “Hay incluso en algún un caso se ha manifestado la presencia de lesiones”, precisó.

Al mismo tiempo se han hecho presentaciones ante la Policía por entender que hubo “zona liberada” para el ataque contra los estatales.

“Es una cuestión que la Justicia la tratará. Será la encargada de investigar si sucedió o no así” dijo el jefe policial.

“Se sabía en las redes sociales que se iban a concentrar, pero nosotros no estábamos sobre esas cuestiones; estábamos preocupados por la prevención”, insistió.

“Estábamos esperando directivas respecto de cómo actuar y recibí las directivas de concentrar el recurso en determinado lugar, pero no fuimos convocados al lugar donde se producían los incidentes”, sostuvo el jefe policial.

Cerda indicó que fue la misma Justicia Federal que “nos dijo que nos mantuviéramos en esos lugares con esa presencia mínima y es lo que se viene haciendo a la fecha”, en el caso de ruta 3 y 26, aunque sospechosamente no estaba el habitual móvil de guardia cuando ocurrieron los desgraciados hechos.

Paralelamente, la Policía procura identificar a los responsables de la violencia, quienes actuaron con sus rostros cubiertos con capuchas.

“Lo que se puede asegurar es que hay una cantidad de información a través de redes sociales, que son más que elementos suficientes para poder identificar a los que ejercieron violencia”, dijo el jefe de la Unidad Regional.

“La justicia puede llegar a individualizar a la mayoría de quienes han estado en ese lugar. Incluso hay otras personas que a los violentos los están identificando en redes sociales” finalizó.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico