Legumbres, uno de los alimentos más nutritivos

Las legumbres son las semillas secas, limpias y separadas de la vaina, procedentes de plantas de la familia de las leguminosas. Especialmente valoradas en dietas sin carne por su gran aporte de proteínas, las lentejas, garbanzos y frijoles o porotos de todo tipo nos otorgan numerosos aportes nutricionales.

Entre sus beneficios nutricionales se destacan los siguientes: favorecen la creación de energía porque son ricas en carbohidratos complejos, micronutrientes, proteínas y vitamina B que forman parte de una dieta saludable; ayudan al control de peso porque su contenido de fibra enlentece la digestión y ayuda a sentirse satisfecho durante más tiempo; aumentan los niveles de hierro en el organismo ya que la vitamina C es un elemento que ayuda a fijar el hierro en el cuerpo; controlan la tensión arterial porque tienen niveles adecuados de proteína y de fibra soluble en el organismo es uno de los factores que ayudan a prevenir la hipertensión; no contienen gluten por lo cual son una excelente alternativa para las personas celíacas –en este caso, se recomienda comprar opciones envasadas que tengan el logo "sin TACC", ya que en los alimentos sueltos puede haber contaminación cruzada–.

Las legumbres son productos de intervención obligatoria para el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), según establecen el Decreto 815/99, Resolución ex-SAGyP 1075/1994, Resolución IASCAV 409/96, entre otras.

El área de vigilancia y alerta de residuos y contaminantes de SENASA interviene tanto en lo que se importa como en lo que se exporta de legumbres con respecto al muestreo de residuos y contaminantes en vegetales, animales y piensos. Esta tarea se realiza vigilando que se cumplan con las exigencias nacionales e internacionales.

Cuando las legumbres se exportan, la inspección se realiza tanto en planta (origen) como dentro de las terminales de carga (puerto) con una verificación documental y física de la mercadería. En estos casos, los inspectores realizan la inspección y certificación acerca de las condiciones sanitarias y de calidad de la mercadería y de los medios de transporte. Una vez finalizado este proceso, la mercadería va acompañada de documentación oficial (despacho de aduana, certificado de origen, permiso de importación del país importador, Certificado Fitosanitario u otros documentos estipulados en los acuerdos bilaterales, o protocolos de exportación) y privada (contrato comercial, carta de crédito, conocimiento de embarque, manifiesto de carga, factura comercial, entre otros).

En definitiva, las legumbres son alimentos saludables con muchos beneficios que pueden consumirse frescas, secas y en harina (harina de garbanzo, soja, sorgo, entre otras). Su ingesta, por lo tanto, puede incluirse en cualquier época del año.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico