Llegó el material para armar tanques en la Planta de Osmosis Inversa

Procedente de Estados Unidos, el jueves arribó a Caleta Olivia la primera parte del material industrial que se requería para armar tanques de grandes dimensiones que formarán parte de la Planta de Osmosis Inversa, por lo cual el intendente Facundo Prades reiteró que la misma podría comenzar a potabilizar agua de mar a fines de este año.

Caleta Olivia (agencia)

Invitado por directivos de la empresa que se adjudicó los trabajos de finalización de la obra, el intendente de Caleta Olivia, Facundo Prades, acudió el jueves al predio de la Planta de Osmosis Inversa, ubicado a unos dos kilómetros al norte del acceso a la ciudad. Lo hizo acompañado por integrantes de su gabinete, entre ellos secretario de Planificación, ingeniero Mauro Zacarías y el diputado por municipio, Sergio Bucci.

Tras observar la descarga de las partes metálicas, expresó que ya está próxima la solución al problema de abastecimiento de agua potable que desde hace medio siglo viene sufriendo Caleta Olivia

Asimismo resaltó: “esto es parte de nuestra gestión y nos ha costado mucho poder concretarlo, por lo cual es una alegría venir y ver cómo avanzan los trabajos en la que será la segunda planta ms grande en Latinoamérica para producir agua potable”.

Al referirse a aspectos de orden técnico, reveló que la semana próxima arribarán ingenieros que se ocuparán de verificar el estado de las conexiones dentro del complejo industrial cubierto, teniendo en cuenta que hace pocos días también se recibieron tres bombas para la toma de agua de mar y otras dos para la devolución a la costa atlántica del volumen que no se utilizará por sedimentos salinos.

En ese mismo contexto citó que uno de los últimos pasos será resolver lo atinente a la provisión de energía para el funcionamiento del complejo y en principio se apelará a generadores de gran porte.

ASPECTOS TECNICOS

El ingeniero Isaías Kuc, coordinador de Planificación, comentó que a los funcionarios se les brindó una información actualizada “de lo que está hecho y de lo que falta”, detallándoles además cómo será el circuito que hará el agua de mar y cómo será su tratamiento para el consumo humano.

Al mismo tiempo destacó que la culminación de la obra, de acuerdo a los plazos iniciales, estaba prevista para marzo de 2020 pero afortunadamente se adelantó la llegada de las partes de los tanques gracias a que lograron destrabarse trámites aduaneros y por ello ahora se espera que esté concluida en diciembre.

A su vez, el ingeniero Mauro Zacarías precisó que uno los tanques tendrá una capacidad para almacenar 5.000 metros cúbicos de agua de mar, tanto que otro será de 500 metros cúbicos para ejecutar la etapa de “infiltración”.

El diputado Sergio Bucci agregó “después de muchas idas y venidas y de estar parada la obra durante mucho tiempo, se volvió a arrancar por las gestiones realizadas por el municipio y por nuestra función de legisladores”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico