Los chicos de Calafate RC vivieron una gran experiencia en Cipolletti

Unos 60 jugadores de las divisiones formativas de la entidad de Kilómetro 3 participaron en el encuentro de rugby infantil rionegrino. "En estos eventos no se tiene en cuenta el resultado, sino que prevalece el tema de la diversión de los nenes, sin meterles la presión de un resultado. De nuestra parte, tratamos de ver en qué nivel de enseñanza estamos en relación a ellos. Los chicos volvieron felices", remarcó el coordinador Oscar Catrileff.

Unos 60 niños de las categorías formativas de Calafate RC participaron el último fin de semana en el encuentro de rugby infantil "Día del Niño", organizado por Marabunta RC. Las divisiones que viajaron fueron M-10, M-11, M-12, M-13 y M-14, para poder jugar con los chicos de la Unión de Alto Valle, de clubes como Roca RC, Neuquén RC, Catriel RC, Conejos RC, Dinos, Los Patos RC, Allen RC y los locales
Oscar Catrileff, coordinador de rugby infantil de la entidad de Kilómetro 3, presidió la delegación acompañado por un equipo de trabajo conformado por padres, madres, entrenadores, managers y colaboradores.
En diálogo con El Patagónico, el dirigente comentó: "Este encuentro fue muy lindo, muy numeroso, y pudimos medirnos con la gente del Alto Valle, que tiene un nivel de rugby muy bueno, tienen una buena cantidad de jugadores y un nivel de competencia distinto al nuestro".
En esta oportunidad, participaron alrededor de 1.200 chicos en total. "Estaban Neuquén Rugby, Roca Rugby Club, otro club de Neuquén que es Patagonia, Allen, Los Dinos de plaza Huincul, Catriel, Patos, Conejos, había gente de Rincón de los Sauces, 25 de Mayo. Fue todo muy enriquecedor", aseguró.
En este tipo de actividades, lo competitivo queda de lado, y en eso hizo hincapié Catrileff. "Esto fue un encuentro recreativo, o sea que no se tiene en cuenta el resultado, sino que prevalece el tema de la diversión de los nenes, sin meterle la presión de un resultado. De nuestra parte, tratamos de ver en qué nivel de enseñanza estamos en relación a ellos. Los chicos volvieron felices", remarcó.
Los chicos se alojaron en casas de familia, es decir que ya tenían designado un alojante antes de viajar. "Eso ayuda a confraternizar, a empezar a mamar desde chico esto de la amistad en el rugby", destacó.
"Fue un lindo encuentro donde trabajaron los dirigentes, comisión de padres y varios más para que esto sea un excelente fin de semana", concluyó Catrileff.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico