Los combustibles tienen un atraso del 40% en su precio

El presidente de YPF, Pablo González, manifestó que las naftas deberían aumentar a 1,40 dólares, pero que la empresa tomó el compromiso de que los precios en los surtidores no se volverán a modificar en lo que resta del año.

La suba en los precios de los combustibles genera complicaciones en la cadena de producción. La última suba se produjo este mes y desde YPF manifestaron que no volverán a ajustarse en lo que resta del año.

El presidente de YPF, Pablo González, explicó que el precio de los surtidores está atrasado y dio detalles de cuánto se deberían mover los números. “Si hoy entramos a ver la cotización del barril de Brent, se posiciona entre 69 y 70 dólares. Y a ese precio, en la Argentina, debería comercializarse la nafta a 1,40 dólares debería tener un aumento del 40%. Que es lo que no queremos”, dimensionó en diálogo con Nacional Patagonia.

“Nosotros presentamos el plan de inversiones y le explicamos a la gente que el sendero de aumento de YPF iba a ser marzo, abril y mayo y que, a partir de ahí, asumimos el compromiso de no aumentar el combustible hasta fin de año y que el aumento del año 2021 iba a ser del 28,1%. Nosotros lo calculamos por debajo del nivel de inflación que estaba determinada originalmente en el presupuesto”, afirmó.

“YPF vende el 55% del combustible que se vende en la Argentina. El otro 45% las empresas deben importar el crudo con lo cual vos tenés el precio internacional que te presiona el mercado interno y la imposibilidad fáctica de trasladar ese aumento de manera lineal al surtidor porque la gente no lo va a poder pagar”, subrayó.

“La alternativa que estamos llevando adelante es un acuerdo de comercialización entre las refinadoras y los comercializadores para mantener un precio interno de 55 dólares. Mientras tanto, YPF se va a comprometer a vender un poco más a las refinadoras, a ir buscando ventajas comparativas a nivel impositivo para ir quitándole presión al precio por ejemplo la prórroga del impuesto a los combustibles líquidos pero a su vez garantizar las inversiones que nosotros necesitamos para que el abastecimiento de combustible en la Argentina”, agregó.

“Esto fue lo que pasó en estos tres meses. Un programa que el presidente (Alberto Fernández) lo aprobó, lo conversamos largamente con el ministro de Economía (Martín Guzmán) y de la mano de la ley (de inversiones hidrocarburíferas) que si el congreso la sanciona rápidamente va a determinar que las empresas de petróleo y gas, muchas de ellas multinacionales, tengan ventajas comparativas en nivel impositivo para mantener las inversiones”, determinó González.

VISITA A COMODORO

González también manifestó: “tengo pendiente una visita a Comodoro. Lo vengo hablando constantemente con el intendente de Comodoro Juan Pablo Luque y los secretarios generales de Petroleros Privados y Jerárquicos (Jorge Avila y José Llugdar). La idea es que en breve la semana que viene o la otra a más a tardar hacer una jornada de trabajo en Comodoro y hablar con las pymes y con las autoridades institucionales para ver las alternativas de desarrollo”.

La visita del presidente de YPF se dará en el marco de una serie de reuniones que mantiene con las autoridades de la Patagonia. Es que también está previsto que se inaugure el parque eólico de Cañadón León. “Pensamos que para el mes de julio estaríamos listos para esa inauguración, que es un trabajo de inversión, pero además Santa Cruz financió la línea de 132 KV que va de Truncado a Caleta. Tenemos pendiente una serie de reuniones para seguir viendo cómo vamos desarrollando la cuestión de energías renovables”, destacó.

Los planes de YPF también involucran proyectos que tienen que ver con el desarrollo del hidrógeno. “Es una cuenta pendiente de YPF porque es un desarrollo interesante que se puede hacer. En Santa Cruz tenemos la capital nacional del hidrógeno que es Pico Truncado. Así que es un tema a estudiar y revisar hay que ir preparándose en el mediano y largo plazo para acomodarse en las energías renovables o en energías nuevas como es el litio”, subrayó.

Sin embargo, González consideró que la empresa busca “tener una visión a futuro. No es lo inmediato. La matriz de producción está creciendo en shale, pero el convencional es el fuerte de la producción y de la industria de YPF”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico