Los exobreros de CPC le exigieron a Costa que acelere la liquidación final

Una situación embarazosa tuvo que afrontar a media mañana de ayer en Caleta Olivia el senador por Cambiemos, Eduardo Costa, cuando al arribar al edificio del gremio de los petroleros jerárquicos para presenciar una actividad organizada por el Ministerio de Desarrollo de la Nación, era aguardado por decenas de extrabajadores de la empresa constructora CPC.

Caleta Olivia (agencia)

Los ahora desocupados estaban indignados porque el legislador nacional había declarado a través de diversos medios periodísticos que se estaba ocupando de posibilitar el pago de la liquidación final que se les adeuda a más de 250 trabajadores.

Además se había comprometido a tramitarles subsidios hasta que puedan ser reinsertados en otras empresas que darán continuidad a las obras que se le quitó a CPC, pero con el transcurrir de los días nada de ello se ha concretado.

El legislador explicó que en el caso de los salarios adeudados, gran parte de la demora es responsabilidad de la empresa, que apeló la recisión de contratos de obras, pero ese justificativo no satisfizo a los obreros.

A su vez, estos dijeron que es inaudito que nada haga el Ministerio de Trabajo de la Nación para destrabar alguna problemática de competencia que a ellos los afecta de sobremanera,

“Mire Costa, a mí me importa una mierda las cuestiones políticas, esto lo tienen que arreglar ustedes… andá a mentirle vos a mi señora y decíle que yo no tengo plata para alimentar a mi familia”, le espetó uno de los trabajadores, en tanto que otro le lanzó un irreproducible improperio.

“Esperá un segundo… yo te entiendo pero hago lo que puedo desde mi lugar porque yo no soy la empresa constructora”, alcanzó a responderle Costa, pero inmediatamente se alzaron otras voces entremezcladas señalando: “nosotros vamos al gremio (UOCRA) y no pasa nada, cortamos la ruta y nos quieren meter en cana”.

“¿Qué quieren , que vayamos a saquear La Anónima para poder comer o subirnos a una de las máquinas viales (que se encuentran en el obrador) y venderlas? porque todo esto se va a la mierda”, alegaron.

La discusión se prolongó por varios minutos hasta que paulatinamente se fue diluyendo en medio de otra escalada de quejas de los desocupados, con reiterados y nuevos compromisos de legislador para ocuparse del delicado problema social.

NO LE PERMITIERON EL INGRESO A UNA ESCUELA

Ciertamente, la de ayer no fue una jornada positiva para el senador de Cambiemos ya que en horas de la tarde sufrió otro desplante porque, según señalaron fuentes consultadas, las autoridades de la Escuela de Biología Marina no le permitieron visitar el establecimiento.

Costa tenía previsto conocer algunas dificultades sobre la red cloacal que afectaban ese edificio, pero le comunicaron que por una reciente resolución del Consejo Provincial de Educación, todo funcionario político que desee visitar una escuela pública tiene que formular con antelación un permiso especial.

Los motivos aparentes de esa normativa tendrían que ver con una visita que hizo hace pocas semanas a una escuela de Río Gallegos la diputada nacional Roxana Reyes (Cambiemos) por otro problema de infraestructura, tras lo cual formuló serios cuestionamientos al Gobierno provincial.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico