Los violentos diálogos de Revolución Federal que investiga la Justicia

El juez federal Martínez de Giorgi lleva adelante la causa contra Jonathan Morel y otros integrantes del grupo de ultraderecha por la posible comisión de delitos.

La Justicia investiga una serie de violentos diálogos ocurridos los últimos meses entre los integrantes del grupo de ultraderecha Revolución Federal en los que su líder Jonathan Morel y otros integrantes como Gastón Guerra y Sabrina Basile llamaban a "meterle 20 bombas a la Casa Rosada" y pedían que se estrellase un avión en la casa de Cristina Kirchner.

Se trata de la causa "Morel Jonathan y otros s/averiguación de delito" que lleva adelante el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi. El informe bajo análisis fue elaborado por la Unidad Operacional Antiterrorista de la Policía de Seguridad Aeroportuaria a requerimiento del magistrado y transcribe los diálogos que los integrantes de Revolución Federal mantuvieron en cinco sesiones de "Twitter Spaces", la opción que brinda Twitter para realizar charlas por streaming abiertas a todos los usuarios que quieran sumarse.

Las cinco charlas tuvieron lugar entre el 19 y el 25 de agosto de este año, es decir, entre dos y una semana antes de que se produjera el atentado fallido contra Cristina Kirchner en el que participó Brenda Uliarte, quien también concurrió a algunas marchas de Revolución Federal.

En la primera de ellas, que tuvo el título de "NO LLEGAN A DICIEMBRE #REVOLUCION FEDERAL" y se realizó el 19 de agosto, Gastón Guerra pidió que "le metan una bomba a la Casa Rosada" y agregó que tenía ganas "de que se prenda fuego toda la casa de Cristina". "Si Gastón tiene ganas de salir e incendiar todo, yo te acompaño", respondió Morel, a lo que Guerra redobló: "Metele 20 bombas a la Casa Rosada por mí".

En otra charla, bajo el título de "Y SI NOS VOLVEMOS MONTONEROS", que tuvo lugar una semana antes del atentado, Morel anticipó que festejaría una eventual muerte de Cristina Kirchner. "Tengo el box marchero, la pancarta... tengo todo todo ahí en una esquina por si mañana se muere Cristina y salir a festejar", dijo en el streaming, que duró casi dos horas. Luego, pidió pasar a la acción: "Y bueno entonces hay que matarlos, otra cosa no podés hacer", dijo.

En la sesión denominada "HAY QUE PUDRIRLA", del 25 de agosto, Morel pidió directamente atacar a los manifestantes que estaban apoyando a Cristina en la puerta de su casa: "Yo me pregunto, ¿qué pasa con los vecinos de Recoleta? ¿Qué está esperando esa gente para revolear una olla con agua hirviendo por la ventana?".

Por último, en el vivo del 27 de agosto titulado "AMOR EN RECOLETA", Morel dijo que quería que se estrellase un avión en la casa de Cristina. "Capaz nos enteramos de algo bueno y llega un avión a lo de Cristina", afirmó, luego de pedir que "por favor, alguien que esté yendo a Aeroparque, desviate, son 20 metros... alguien que haga algo, necesitamos un hombre bomba".

Las transcripciones incluyen además comentarios de otros usuarios que participaron de las charlas bajo sus propios nicknames de Twitter, aparentemente sin ser referentes de Revolución Federal, quienes también pedían, por ejemplo "fusilar" a todos los políticos o escrachar lugares, además de realizar comentarios antisemitas. "Yo tengo otra mentalidad mucho más extremista contra cierta etnia, que ya deberían saber cuál es, la que está siempre detrás de los gobiernos, de las grandes corporaciones, de los medios", dijo por ejemplo un usuario de nombre "Manu".

ahora, Martínez de Giorgi deberá determinar cómo actúa en función de esta prueba brindada por la PSA, luego de haber procesado a Morel, Guerra, Basile y Leandro Sosa, entre otros, a inicios de este mes.

Fuente: El Destape

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico