"Michael Jackson robó un montón de cosas y The Beatles eran los peores músicos"

En una entrevista sin pelos en la lengua, el productor musical Quincy Jones le pega a Michael Jackson, The Beatles y el ahora presidente Donald Trump "es un loco hijo de puta, limitado mentalmente, megalómano, narcisista".

El productor Quincy Jones dio una entrevista a la revista Vulture en lo que puede ser le entrevista más polémica y cargada de los últimos tiempos, una conversación desenfadada pero brutal donde la gran leyenda de la producción musical estadounidense no deja títere con cabeza.

A punto de cumplir 85 años y de lanzar un servicio de streaming, Qwest TV, Jones se confiesa desde el salón de su casa en Bel-Air. Para empezar se ocupa del ídolo musical por antonomasia en el mundo del pop, Michael Jackson, el cantante con el que trabajó en sus discos más importantes y al que hoy describe con crudeza.

"Odio hablar de esto públicamente, pero Michael robó un montón de cosas", dice, incluyendo una parte de State of Independence, de Donna Summer, para uno de sus temas estrella, Billie Jean. "Las notas no mienten, amigo. Era tan maquiavélico como se pueda llegar a ser. Avaricioso, amigo, avaricioso".

Habla además de las constantes operaciones de cirugía estética del cantante, que siempre justificaba "por algún tipo de enfermedad que decía que tenía. Sandeces", una obsesión con su apariencia que le alimentó su padre. "Le decía que era feo y abusaba de él".

Tampoco The Beatles salen muy bien parados: "eran los peores músicos del mundo. Eran unos hijos de puta que no sabían tocar. Paul (McCartney) era el peor bajista que he escuchado en mi vida. ¿Y Ringo? Ni me hables". Jones recuerda una ocasión en un estudio de grabación con George Martin, el productor de la banda británica, en que Ringo no fue capaz de recomponer un tramo de un tema que no sonaba bien. "No fue capaz". Así que llamaron a otro batería en su ausencia para que enmendara el problema. Tan mala es su opinión de The Beatles como del rock en general, un género que califica de la "versión para blancos del rhythm and blues".

Pero no solo de música se ocupa Jones en su charla. El racismo es el asunto que más le preocupa a nivel nacional, avivado por Trump: “Trump solo les está diciendo lo que quieren oír. Yo solía pasar tiempo con él. Es un loco hijo de puta, limitado mentalmente, megalómano, narcisista”.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico