Nueva marcha en pedido de justicia por homicidios y casos sin esclarecer

Familiares y amigos de personas que fueron víctimas de homicidios o fallecieron en situaciones que todavía no están debidamente esclarecidas, protagonizaron ayer por calles céntricas de Caleta Olivia una marcha de silencio. Portaban pancartas con los nombres e imágenes de sus seres queridos y leyendas con las que reclamaban justicia.

Caleta Olivia (agencia)

La Marcha del Silencio que comenzó al mediodía desde la plazoleta del Monumento al Obrero Petrolero, llegó hasta el edificio donde funcionan los juzgados de instrucción y retornó al punto de partida donde se produjo la desconcentración.

Este reclamo conjunto llamó a la reflexión de la comunidad sobre la gran cantidad de casos de muertes con extrema violencia registrados en el curso de los últimos años en Caleta Olivia.

Algunas de las causas ya fueron elevadas a juicio y otras están en proceso de sustanciación. En algunos casos los presuntos autores están detenidos, pero también existen otras que solo aluden a sospechosos y no se avanzó en las investigaciones.

Uno de los casos por el que también se reclama es el del bebé Joaquín Rúa, de solo tenía tres meses de vida quien falleció hace pocas semanas a causa de una bronco-aspiración luego de que le dieran el biberón en un jardín maternal privado, pero aún no se determinaron fehacientes responsabilidades.

RECLAMO DE JUSTICIA

Una de las pancartas que se observaron en la marcha aludían a Ramón Bazán, el hombre 44 años que el 27 de julio llegó al Hospital Zonal por sus propios medios con una profunda puñalada en el pecho. Nada pudieron hacer los equipos de emergencia médica para salvarle la vida. Por esta muerte hay un detenido.

Otras correspondían a Diego Vegas, de 34 años quien a principios de abril de 2018 fue brutamente golpeado y apuñalado en el barrio 17 de Octubre. Por esa causa están detenidos dos hombres y una mujer que esperan ser juzgados este mismo año.

De la marcha también participaron familiares y allegados a Ricardo “Tecla” Almonacid, de 26 años, apuñalado a principios de diciembre de 2018 en el barrio Rotary 23. El presunto asesino permanece detenido y en pocas semanas más será sometido a juicio oral y público.

Otro de los homicidios reflejados ayer en la protesta fue el de Juan Carlos Castro, trabajador de una empresa de vigilancia, de 42 años, cuyo cuerpo fue hallado enterrado hace poco más de un mes en un descampado cercano a la costa atlántica, inmediatamente el sur del puerto Caleta Paula. Por esa causa están detenidos un hombre y una mujer.

Otras pancartas hacían referencia a, Eva García, de 52 años, una mujer oriunda de Salta que había llegado a Caleta Olivia para visitar a su hija y en la noche del 3 de agosto de 2016 fue hallada muerta en una casa del barrio Unión, con fuertes golpes en la cabeza. Hasta el momento las investigaciones no avanzaron para identificar al a los autores del crimen y todo hace pensar que quedaría impune.

Un caso más lejano en el tiempo que fue recordado ayer, corresponde al de Cristian Muriano, un chico de 13 años que fue asesinado a principios de marzo de 2013 al recibir una puñalada en el cuello.

En principio se detuvo a un joven pero al no existir pruebas firmes en su contra, recuperó la libertad ya que otros menores de edad que acompañaban a Muriano dieron testimonios confusos.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario


Las Más Leídas del Patagónico