Para descomprimir la tensión habrá nuevas elecciones

El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este domingo la convocatoria a nuevas elecciones presidenciales, aún sin una fecha prevista, después de los graves incidentes tras la victoria del presidente el 20 de octubre que le permitía ser reelecto.

La diferencia estuvo dada por la diferencia de votos. Según el escrutinio definitivo, Evo Morales conseguía superar los 10 puntos de diferencia sobre el segundo, con lo cual no era necesario un balotaje. Pero según la oposición, le faltaron algunas décimas a la diferencia y exigió nuevos comicios promoviendo violentas manifestaciones en las calles que dejaron 3 muertos y casi 400 heridos.

Este fin de semana, incluso, hasta peligró la vida de una hermana del Presidente, a quien le quemaron la casa.

"He decidido convocar a nuevas elecciones nacionales que mediante el voto permitan al pueblo boliviano elegir democráticamente a sus nuevas autoridades, incorporando a nuevos actores políticos", señaló Morales en una breve conferencia de prensa.

Secundado por el vicepresidente Álvaro García Linera y representantes de los movimientos sociales, pidió tras esta decisión "bajar toda la tensión. Todos tenemos la obligación de pacificar a Bolivia".

Morales señaló que acordó la salida de todos los miembros del Tribunal Supremo Electoral, al que oposición y comités cívicos acusan de fraude, y que era una de las medidas que reclamó la OEA en el comunicado difundido más temprano.

Al respecto, Morales indicó que el Parlamento boliviano, el órgano competente para renovar el tribunal electoral, iniciará próximamente el proceso para nombrar nuevos vocales.

El Presidente declaró que el próximo proceso electoral, sin concretar fechas, será llevado a cabo por "nuevos actores políticos".

Asimismo, destacó que adoptó esta decisión de nuevos comicios para "bajar toda la tensión" y "pacificar Bolivia".

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico