Prigioni: "el compromiso con la Selección es muy grande"

El cordobés de 45 años es el nuevo entrenador de Argentina rumbo a la AmeriCup y las próximas ventanas FIBA.

Pablo Prigioni se convirtió en el nuevo entrenador de la Selección Argentina. El histórico ex base y uno de los referentes más marcados de la historia del básquet nacional tomó las riendas del equipo antes del nuevo desafío que se avecina: la AmeriCup que se desarrollará desde este viernes en Recife, Brasil.

Hablar de Prigioni es mencionar a uno de los nombres más ilustres del deporte argentino. Parte de una generación que dejó una inolvidable huella, con más de 20 años de carrera profesional como jugador con pasos a nivel nacional, más de diez temporadas en Europa y cuatro en la NBA, se desempeña como entrenador desde el 2017 y desde entonces también generó un recorrido en pleno ascenso.

El cordobés de 45 años venía desempeñándose como asistente en el staff profesional de los Minnesota Timberwolves, con pasos previos por el Baskonia de España y los Brooklyn Nets. Desde el año pasado también venía ejerciendo funciones de asistente dentro del cuerpo técnico de la Selección (en esta última ventana participó del inicio de la concentración en Bahía Blanca, la primera etapa en Mar del Plata y el partido en Canadá), y ahora tomará el cargo de entrenador principal tanto para la AmeriCup como así también para las ventanas FIBA de noviembre y febrero, pertenecientes a la Segunda Ronda de las eliminatorias rumbo al Mundial.

“El compromiso con la Selección y los jugadores es muy grande”, comenzó explicando Prigioni en charla con Prensa CAB. “Tuve la posibilidad de estar con los jugadores gran parte de este proceso, y sentí que ahora es momento de acompañarlos, justo antes de este torneo. El foco está puesto en brindarles todo el apoyo y las herramientas para que hagan un buen torneo, que todos nos centremos en hacer un buen primer partido y en jugar el mejor baloncesto posible”, agregó.

El entrenador oriundo de Río Tercero contó además cómo articulará esta función con sus tareas en la NBA, agradeciendo el acompañamiento de la franquicia estadounidense para con este desafío que afrontará en la Albiceleste. “El trabajo que tengo en la NBA podría haber sido un impedimento, pero el apoyo total que tuve tanto del entrenador como de toda la franquicia para que aceptara el trabajo fue determinante. Ellos me apoyaron y me dan la flexibilidad que la posición requiere”, dijo. Prigioni estará en el banco en las próximas ventanas de noviembre y febrero.

Para finalizar, resaltó el conocimiento que tiene del grupo de jugadores como así también destacó puntos importantes desde la preparación misma del equipo y la confianza que hay de cara a lo que se avecina.

“Tengo conocimiento del equipo y de los jugadores, eso es importante. Gran parte de lo que están jugando y está instalado lo hicimos en la preparación así que es algo para destacar. La puesta a punto que el equipo ha tenido en este mes que llevan juntos ha sido muy buena y creo que están listos para hacer un buen torneo. Confiamos en eso, en el potencial, el hambre y el deseo de competir que tienen”, cerró.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico