Renunció la municipal que cobró 3 años sin trabajar

Después de cobrar tres años sin ir a trabajar, Viviana Itze renunció al municipio de Esquel y se quedó a vivir en Salta.

La abogada seguía cobrando sueldo aunque estuvo tres años sin trabajar en la ciudad cordillerana. Debía declarar en un sumario administrativo pero finalmente mandó el telegrama de renuncia, según confirmaron desde la Secretaría de Gobierno de la ciudad que conduce Sergio Ongarato.

Viviana Itze renunció a la Municipalidad de Esquel, después de cobrar tres años un sueldo mientras estaba "adscripta" a la Municipalidad de Cafayate, en Salta. Lo informó en Cadena Tiempo la secretaria de Gobierno, Mariela Sánchez Uribe. La situación de la abogada, exjueza de Faltas, estaba en estudio en la Asesoría Legal.

Itze había sido adscripta a ese municipio salteño en 2019, con el aval del intendente Sergio Ongarato (Juntos por el Cambio) y al cabo de un tiempo se le denegó la continuidad en esas condiciones, por lo que solicitó usufructuar una licencia por vacaciones pendientes, y finalizada la misma, a partir del 9 de junio dejó de presentar certificados que justificaran su ausencia en la Municipalidad para desarrollar tareas.

A partir de esa instancia -explicó Sánchez Uribe-, se iniciaron los procedimientos administrativos y fue notificada la asesora legal particular de Itze (la abogada Vanina Ferretti), quien fue a la Secretaría de Gobierno e informó que ya no era su representante. Dio un mail y la residencia de la letrada para que se comunicaran.

Seguidamente se inició un sumario administrativo, mediante una Resolución de septiembre pasado, por las ausencias injustificadas de junio, julio y agosto, y citaron a Itze a declarar el 25 de octubre. Pero el 22 de octubre el municipio recibió un telegrama de renuncia.

NUNCA SE SUPO QUE HIZO

Según publica Jornada, Sánchez Uribe afirmó que era un tema que venía desde hace un tiempo porque la primera adscripción al municipio de Cafayate fue por 6 meses, y por distintas razones se extendió, con solicitud por parte de la abogada de sostener el régimen de adscripción, que consistía en trabajar para fomentar el intercambio turístico entre esa ciudad salteña y Esquel. Pero nunca se conocieron acciones en ese sentido, señaló en su momento el intendente Ongarato.

“Yo me encargué de explicarle al intendente de Cafayate cuál era el inconveniente que teníamos para extender la adscripción, teniendo en cuenta que se trataba de una agente municipal de una categoría bastante elevada y no podíamos tener profesionales afuera, cuando estábamos necesitando, además de estar abonándole el sueldo”, sostuvo la responsable de Gobierno.

El dato es que Itze seguía cobrando un sueldo del municipio, por su cargo Categoría 11 de Planta Permanente, aunque hacía más de dos años que no asistía a trabajar porque estaba residiendo en Cafayate, Salta. Estuvo en condición de adscripta desde el 1º de septiembre de 2019, y en 2020 se le renovó desde el 1º de marzo al 31 de agosto, suponiéndose que debía reincorporarse a trabajar en Esquel a partir de esa fecha. Pero eso no sucedió.

Entre el 1º de septiembre y el 31 de octubre del 2020, Itze hizo uso de una licencia por vacaciones, cuando la adscripción no estaba renovada desde el 1º de septiembre, y se sucedieron certificados por razones familiares.

Sánchez Uribe dijo en agosto que este año llegó un nuevo pedido de adscripción firmado por el intendente de Cafayate. El municipio se lo denegó y debía reintegrarse a sus actividades el 9 de junio, sin que lo hubiera hecho. Luego presentó un certificado médico.

Fuente:

Notas Relacionadas

Dejá tu comentario

Las Más Leídas del Patagónico